Llega el frío, evita que tus hijos se resfríen

Si quieres que tu hijo no se resfríe este próximo invierno no te pierdas este artículo

Cuando se acaba el verano, las temperaturas comienzan a bajar y empiezan las gripes y los resfriados sobre todo en los niños que según dicen los especialistas suelen resfriarse entre 6 y 12 veces al año.

Congestión nasal, décimas de fiebre, tos, falta de apetito… todos estos síntomas hacen que los niños tengan que faltar al colegio, por eso muchos padres pensamos ¿qué podemos hacer para evitarlo?

Consejos para evitar que tus hijos se resfríen

Si quieres que tus hijos no se resfríen cuando llegue el frío debes seguir estos consejos:

  • El primer consejo que te resultará muy útil es el de ventilar la casa, ya sea verano o invierno. No hace falta abrir las ventanas todo el día, pues unos cuantos minutos bastaran para remover el aire y deshacernos de los virus.
  • Los virus van pasando de una persona a la otra al hablar, al estornudar, al tocarnos la nariz o la boca. Cuando los virus entran en las mucosas de tu hijo y hace frío las mucosas nasales pierden movilidad y facilitan el paso de los virus. Por eso es importante al salir a la calle tapar bien la nariz y la boca, tanto la tuya como la de tu hijo
  • Procura llevar a tu hijo al parque, aunque haga frío, solo debes llevarlo bien abrigado, pues los virus suelen concentrarse en lugares cerrados.
  • Hay que lavarse las manos muchas veces al día, insistiendo entre los dedos y vigilando las uñas. Al terminar el lavado es mejor secarse en unas toallas de papel que luego deben tirarse, pero si se usan toallas de felpa deben cambiarse muy a menudo.
  • Los juguetes deben lavarse a menudo, así como los chupetes, los vasos o los biberones.
  • Los pañuelos deben ser de papel y deben desecharse después de su primer uso y por supuesto no compartirlos con nadie
  • Los mocos no son malos, solo son una barrera defensiva para controlar la entrada de virus, por eso no debemos obsesionarnos con limpiarle la nariz a nuestro hijo. Solo debemos hacerlo cuando le molestan al dormir o al comer y lo mejor es hacerlo con suero fisiológico.
  • Al toser o al estornudar debemos taparnos la nariz, pero no debemos hacerlo con la mano sino con el codo porque si lo hacemos con la mano dejaremos los virus en la superficie que toquemos a continuación
  • La alimentación debe cuidarse todo el año, pero en las épocas de frío hay que cuidar el aporte de nutriente y reforzar el aporte de vitamina C que nos ayuda a reforzar el sistema inmunológico.

Cuando llegue el frío sigue estos consejos si quieres evitar resfriarte y que tu hijo se resfríe también.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...