Los estrógenos y esas locas hormonas femeninas

Los estrógenos, son las hormonas sexuales mayormente de las mujeres, que se producen en los ovarios. Son muy importantes y no solo en la etapa reproductiva de la mujer, ya que sus funciones relacionadas con el sistema óseo, el estado emocional, el ciclo menstrual, la formación y crecimiento de las mamas, maduración de los órganos sexuales y reproductivos, mucosas, cerebro, músculos pélvicos, cabello, piel, y otras tantas más que hacen muchas veces esas hormonas femeninas, muy importantes, estén un poco locas.

Una hormona es un compuesto químico que es secretada, en los fluidos o líquidos corporales, por determinado grupo de células de las glándulas endocrinas, las cuales ejercen un efecto fisiológico sobre el control de otro grupo de células en las diversas funciones del cuerpo.

El sistema endocrino regula desde el estado de ánimo, las funciones del metabolismo, el crecimiento hasta los tejidos de todo el cuerpo. Las hormonas sexuales de la mujer son dos principalmente. Cada una con diferente función. Los estrógenos y la progesterona. La función de los estrógenos es hacer crecer a los órganos o funciones para los órganos reproductivos.

La progesterona está más relacionada con el embarazo, el parto y el post parto, como la lactancia, y los estrógenos también actúan sobre el metabolismo de las grasas y el colesterol. Propician la normalidad del colesterol HDL o bueno.

El consumo de fitoestrógenos contenidos en las verduras y legumbres es importante para estabilizar el nivel de estrógenos, ya que tienen características similares. Son compuestos químicos no esteroideos. Los productos esteroides pueden conducir a graves efectos colaterales, tanto psicológicos como fisiológicos. Uno de sus efectos es la conducta agresiva y el cáncer hepático.

Los fitoestrógenos más comunes se encuentran como isoflavonas en la soja que son considerados muy buenos para la salud y con propiedades anticancerígenas. De la misma manera colaboran con la acción antimicrobiana del cuerpo ya sean causadas por bacterias u hongos.

Debe evitarse el exceso de estrógenos ya que pueden propiciar diversos tipos de cáncer. Es preferible el consumo de las fitoestrógenos o isoflavonas de la soja que no tienen estos riesgos. Ya que, la terapias hormonales con estrógenos, tales como con anticonceptivos, si está asociado a hipotiroidismo, estrés, debilidad o dieta pobre, pueden ser peligrosas.

Imagen | luchoedu

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...