Mantener los pies sanos

Mediante la prevención y el tratamiento se pueden salvar de la amputación el 80% de los casos de pie diabético. En estas fechas sobre todo, hay que tener en cuenta los cuidados necesarios para pasar Navidad y Fin de Año con la mejor salud.

Cuidar los pies

Más del 80 % de las amputaciones de pies causadas por la Diabetes se pueden prevenir exitosamente con tratamientos, ésta enfermedad está ligada directamente al cuidado de los pies ya que el 15% de los que la padecen desarrollan varios tipos de lesiones en ellos. Por este motivo médicos de todo el mundo explican que es fundamental incluir en los Servicios de Salud Públicos los tratamientos necesarios para quienes tengan pie diabético, ya que es la principal causa de amputaciones no traumáticas a nivel global.

El plan es incluír un podólogo en el sistema sanitario público, reforzando la detección de este mal en forma precoz y así permitir el tratamiento para ayudar a prevenir y curar sin tomar ninguna medida extrema. La podología preventiva demuestra que se puede evitar la amputación generando una reducción muy importante en los costes sociales, hospitalarios y personales, según explica el Presidente del Colegio de Posólogos de Valencia.

Los tratamientos basicamente son con quiropodias en la que se eliminan las durezas, también se desarrollan plantillas a medida y prótesis de siliconas las cuales tras un estudio de biomecánica delicado se puede generar un buen flujo sanguíneo y prevenir úlceras y todas las complicaciones derivadas de éstas.

Agregando éstos cuidados en el sistema de salud público eliminamos toda posibilidad de generar amputaciones por complicaciones de úlceras, pero no hay que olvidar los cuidados personales, los cuales solo se pueden generar informando a la comunidad. Los cuidados son muy simples y toda persona afectada puede cubrirlos sin mayores complicaciones.

Es más que importante usar un calzado adecuado, ya que quien padezca de pié diabético no puede pisar mal, o tener ningún tipo de lastimadura ni corte que se pueda infectar. Es muy importante cuidar la higiene de los pies y mantenerlos siempre bien hidratados para evitar que con la sequedad se generen fisuras que luego se puedan infectar. Es muy importante prestar mucha atención a esto ya que conforme avanza la enfermedad y pasa el tiempo, en su evolución y con los años directamente afecta a los pies.

Es por este motivo que es más que aconsejable realizar exploraciones visuales todos los días para advertir la presencia de lesiones antes de la infección para poder atenderlas a tiempo, y hay que incluir la visita a un podólogo de forma periódica ya que las hiperquerantosis o callosidades deben ser tratadas por un médico y no por el paciente porque se podrían provocar complicaciones, del mismo modo las uñas deberían ser cortadas por un profesional para evitar todo tipo de lesiones en los dedos. Las uñas encarnadas y los hematomas subungueales son problemas que en el pié diabétipo pueden generar complicaciones mayores.

Fuente: lne
Foto: pinkangelbabe

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...