Más cuidados para la flora intestinal

La flora intestinal, es un complejo ecosistema lleno de microbios beneficiosos para la salud. Por lo tanto su función entre otras es defender al intestino de infecciones, y ayudar a la digestión de algunos alimentos ideales para que el organismo funcione perfectamente.

Sin duda lo mejor es seguir una dieta variada, pero no es mala idea incluir uno o dos alimentos funcionales enriquecidos con prebióticos, para aumentar su presencia. Puedes comprar, por ejemplo, cacao soluble, galletas, pan o cereales que contengan ‘inulina’ o agentes ‘prebióticos’. Es decir incluye en tu dieta más proteínas vegetales y deja a un lado el exceso de carnes rojas puesto que se puede desequilibrar la flora intestinal y es causa del estreñimiento. Los nutricionistas recomiendan sustituirla por legumbres que también aportan proteínas y además, fibra y prebióticos, lo ideal es consumir legumbres, dos veces por semana.


Los antibióticos son medicamentos eficaces y necesarios para curarse de las infecciones, pero pueden matar bacterias digestivas beneficiosas. Por eso durante el tratamiento a veces aparecen diarreas u otras infecciones. Por lo tanto, cuando se termina un tratamiento, lo mejor es tomar yogures y alimentos ricos en fibra. Y si se cree que la flora está desequilibrada, conviene tomar una cápsula al día, en el desayuno durante dos semanas de cápsulas probióticas.

Hay que consumir yogur, kéfir y queso probiótico. Al parecer, consiguen cambiar el comportamiento general de la flora, haciéndola más eficaz a la hora de digerir los hidratos de carbono. Por lo tanto dos yogures al día, es una cantidad razonable que, además, aporta el calcio necesario.

En determinadas circunstancias la flora es más vulnerable. El estrés, los esfuerzos físicos o el cambio de hábitos alimentaros pueden provocar un desequilibrio que se hace notar a través de molestias digestivas. Por lo tanto, si emprendes un viaje largo, no te olvides de los suplementos de bacterias.

Por otro lado, puedes encontrar la fibra prebiótica en abundantes alimentos como las cebollas, alcachofas, tomates, bananas, puerros, avena, ciruelas, legumbres, patatas y boniatos. Consumir pan integral, ensaladas abundantes en la comida y la cena, y fruta para desayunas así como en los postres es una manera de tener la flora intestinal controlada.

La regularidad de las evacuaciones es un síntoma de salud de la flora intestinal. Hay que evitar por lo tanto como ir demasiado sueltos. Para ello es fundamental consumir alimentos con fibra y beber agua en abundancia. Procura hacer ejercicio a menudo y con cierta intensidad. Es importante también evitar las prisas y la ansiedad durante la comida pues influye sobre las bacterias. Por eso cuando estamos nerviosos sentimos retortijones y nos podemos descomponer.

Imagen | Herbolario Allium

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...