Popper, de fármaco a droga sexual

Inhalación de Popper El nitrato de amilo o POPPER es un ejemplo más de aquellos fármacos que empiezan a utilizarse con fines médicos, y acaban rescatados por la mano de quienes quieren alterar e intensificar los sentidos en las relaciones sexuales.

Es una sustancia que se inhala (tanto en formato cápsulas como en líquido). Se ha venido empleando en medicina para aliviar los ataques de la angina de pecho; pero algunos homosexuales de Nueva York desviaron su uso para el disfrute erótico.

Aunque sus efectos son poco duraderos, relaja la musculatura lisa y a veces, es utilizado para facilitar el coito anal; de ahí la enorme popularidad del producto entre la comunidad gay, ya que el esfínter está formado por este tipo de musculatura.

Es un vasodilatador de los vasos sanguíneos, con lo que aumenta el flujo de sangre que va a los genitales, favoreciendo la erección y excitación, y retrasando la eyaculación. Se toma cuando el orgasmPopper frascos de ventao está próximo, y la percepción subjetiva del que lo consume es de placer potenciado.

Su uso como afrodisíaco pronto se transforma en el abuso de una droga sin prescripción médica, pues acelera el ritmo cardíaco y aumenta la presión de los vasos sanguíneos del cerebro, lo que puede acarrear severos dolores de cabeza.

Además la dilatación que provoca puede incrementar el riesgo de la transmisión del VIH y otras infecciones. Y lo más importante, si la ingieres directamente puede ser mortal.

Teniendo en cuenta el riesgo que corres, si quieres amplificar el goce sexual y el orgasmo, consume imaginación, métete fantasías creativas en vena, y ponte de juegos eróticos hasta las cejas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...