Por qué aparece la artrosis

La artrosis aparece como consecuencia del desgaste del cartílago articular, un tejido que ha entre los huesos y que amortigua el choque entre los mismos. Una vez ha aparecido, avanza de forma progresiva, afectando principalmente zonas como la columna vertebral, las rodillas, las manos y la cadera.

Están en factores de riesgos la edad, puesto que a medida que va pasando el tiempo el desgaste del cartílago es mayor y hay más probabilidades de sufrirla. También algunos tipos de artrosis, como la de manos, suele ser hereditaria. El sobrepeso y la vida sedentaria desde la infancia hacen que la artrosis se presente en edades más tempranas.


Por otro lado, las malas prácticas de deporte pueden causar que sobrecarguemos las articulaciones, como puede ser un mal calzado o mal realizado. Las posturas repetidas en determinadas actividades laborales también pueden ser factores de riesgo.

También a las mujeres les afecta más que a los hombres ya que la sufren más de un 52% de mujeres, aunque depende del tipo. En las mujeres afectan más por la sobrecarga que supone un embarazo, el uso de zapatos inadecuados y con tacones …etc.

Los síntomas habituales son el dolor, que aparece con el movimiento de la articulación afectada y cede con el reposo. Es habitual alterar periodos sin molestias con brotes agudos. También puede observarse crujidos al mover las articulaciones, presencia de líquido, limitación de la movilidad y deformidad sobre todo en los dedos.

Se puede frenar la evolución, teniendo el peso ideal. Teniendo hábitos saludables como el dormir en una cama plana, no sentarse en sillones hundidos, tener silla con respaldo y procurar que las caderas y rodillas no estén excesivamente flexionadas ni extendidas. Intentar mover el cuello y los hombros si tenemos posturas muy rígidas o cambiar de postura cada cierto minuto.

Aunque también es verdad que la artrosis es una enfermedad crónica, es decir una vez que aparece no deja de avanzar de ahí la importancia de cuidarse y poner remedio antes de tiempo.

Imagen | reumatologia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...