¿Por qué comemos peor cuando comemos fuera de casa?

Si por obligación o por gusto acabas comiendo fuera de casa más a menudo de lo que querrías, debes tener en cuenta que los estudios indican que por lo general, nos quedamos con las opciones menos saludables.

restaurantes

La crisis actual ha hecho que muchos de los que comían fuera de casa en restaurantes que ofrecían cerca de su trabajo menús económicos y variados, los hayan cambiado por el tupper. Sin embargo, aunque la tendencia va al alza por la crisis, todavía hay quién por gusto, o por simple necesidad, acaban comiendo más fuera de casa que dentro de ésta. En este tipo de hábitos, ya hemos analizado en varias ocasiones en Centro Mujer, que no existe ningún problema si elegimos menús saludables y variados. El problema está en que estos no lo son siempre de este tipo, sino que más bien se convierten en una excepción a la norma.

Un reciente estudio publicado por Public Health Nutrition determina que no siempre hacemos las mejores elecciones cuando comemos fuera de casa, y que éstas podrían tener una influencia importante en temas de salud. Sin embargo, aunque todas esas conclusiones las analizaremos en el siguiente párrafo, cabe mencionar que dicho estudio ha cambiado también algunas percepciones erróneas sobre las diferencias entre los que comen en casa, y los que comen fuera de ella. Así, nos encontramos con que no hay relación directa entre preparar la comida y estar más delgado; o entre la obesidad y comer fuera.

El problema: la elección del menú

Si se han notado diferencias sustanciales cuando hablamos del número de calorías entre los menús que se comen fuera de casa, y aquellos que se preparan en el hogar. Sin embargo, la relación directa con la obesidad no ha quedado patentada, ni tampoco se puede concluir de una manera específica en algunos de los grupos de edad que han compuesto la muestra. Lo que sí, cuando se come fuera de casa vemos que los menús que elegimos, o mejor dicho, los alimentos que componen éste, no tienen las mismas proporciones de nutrientes.

Suelen tener más grasas, menos proteínas, y también los comemos más rápido y los acompañamos de dulces. Quizás esa parte, de tomar siempre el postre, sería sustancialmente recomendable cambiar. Aunque éste sea casero, supone una cantidad de calorías importantes que no siempre quemamos, y además el contenido de azúcar que lleva no es demasiado saludable en términos generales. Lo mismo ocurre con las grasas. En lugar de tomar alimentos que tienen bastantes de ellas por la manera de cocinarlos, para comer fuera de forma saludable se deberían sustituir éstas por alimentos que no las contengan como extra, como por ejemplo aquellos que han sido elaborados en la plancha.

El estudio concluye que no es que los que se deciden a comer fuera de casa por la razón que sea no tienen cerca de su trabajo opciones en las que alimentarse diariamente de forma saludable, sino que prefieren este tipo de alimentos por el hecho de que se han convertido en costumbre, son más económicos, y además, ofrecen una mayor cantidad de opciones dentro de los locales disponibles. Pero si queremos comer sano, aún fuera de casa, lo mejor que podemos hacer es elegir las opciones más saludables de entre las disponibles. Porque por haber, las hay.

Demanda al alza de alimentos sanos

Si bien hasta hace poco era bastante habitual encontrarnos con muchas opciones en el ámbito de los restaurantes de comida rápida, y todavía siguen siendo con los tradicionales del menú del día la opción más extendida, sí que es verdad que las cosas están cambiando. Parece que las consecuencias que salen a la luz en el estudio anterior, no son algo que la sociedad en sí misma no conozca. Es más, parece que cada vez somos más conscientes de ello. La práctica deportiva en aumento, y la preocupación por lo que comemos está haciendo que aparezcan locales de ocio y restauración orientados a un público que se cuida, y que pretende comer sano a cualquier hora de día. Así, restaurantes especializados en ensaladas, en cocina de fusión, o simplemente los restaurantes tradicionales que se han reinventado buscando la fórmula para poder ofrecer los alimentos preparados como toda la vida, pero utilizando aceites más naturales, o eliminando los alimentos procesados; van en alza.

Puede que todavía en tu caso no haya estas posibilidades a la hora de elegir dónde comer toda la semana. Y está claro que si es así, es preferible o bien llevarse el tupper, o bien, elegir solamente aquellos platos que no van a suponer un problema en nuestra dieta habitual y que además, se supone que nos ayudarán a mantenernos mucho más vitales, con todos los aportes de nutrientes que necesita nuestro organismo para el día a día. ¿Ya llevas a cabo estas recomendaciones en tu vida diaria?

Imagen: Antonio Tajuelo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...