Problemas renales

problemas-renales

Los riñones son órganos de una importancia vital, ya que resultan decisivos a la hora de limpiar el organismo de toxinas. Por lo tanto es necesario mantenerlos en buen estado para prevenirlo de infecciones o cálculos renales.

Las infecciones renales suelen estar causadas por bacterias que aparecen como consecuencia de infecciones de vejiga no tratadas como la cistitis.


Las señales más frecuentes son dolor en la parte inferior de la espalda, ingle y parte lateral del abdomen, necesidad frecuente de orinar, sensación de tener la vejiga llena, ardor al orinar etc.

Se pueden prevenir bebiendo suficiente agua al día. No reteniendo la orina y sobre todo tener buena higiene. El diagnostico de la infección por regla general es detectado por un simple análisis de sangre y su tratamiento es mediante antibióticos.

Los cálculos renales son masas duras que se forman en el riñón a partir de pequeños cristales presentes en la orina. Se trata de una dolencia muy frecuente, cuya consecuencia más conocida es el cólico renal.

Realmente no suelen presentar síntomas hasta que empiezan a bajar por los conductos que van desde los riñones hasta la vejiga. Cuando sucede puede provoca el cólico nefrítico.

Si los cálculos son pequeños, suelen eliminarse espontáneamente a través de la orina. Para acelerar el proceso, el especialista puede recetar un fármaco específico para ello, suelen ser analgésicos, espasmolíticos y antiinflamatorios. El reposo y la aplicación de calor también ayudan.

Imagen | Dejuguetes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...