Pros y contras de las altas temperaturas

El verano y las altas temperaturas no gustan a todo el mundo. Para muchos el verano es una pesadilla que agudiza sus males físicos. Sin embargo, para otros el calor veraniego contribuye a paliar los síntomas de su enfermedad.

Esto es como preguntar ¿playa o montaña? Y es que el verano al igual que el calor, tiene sus pros y sus contras. Pese a las recomendaciones que se lanzan todos los años, las cuales insisten en hidratarse aunque no se sienta sed, no hacer ejercicio en las horas centrales del día, vestir ropa holgada y ligera, y prestar especial atención a niños y ancianos. Aún así, sigue sin gustar.

Si nos ponemos a pensar a quien beneficia, están las personas con enfermedades reumáticas ya que suelen experimentar una mejoría durante los meses de verano ya que los días soleados invitan a ir con más zonas de la piel expuestas al sol, lo que contribuye a sintetizar mejor la vitamina D, fundamental para huesos y músculos. Sin embargo también tienen sus contras, ya que también pueden experimentar el efecto contrario y ver cómo se agravan los síntomas debido a la mayor retención de líquidos que provoca el calor.

También para salud de los niños es perfecto el verano, porque reducen de forma considerable las afecciones ligadas a procesos víricos, aunque crecen algunas de esas enfermedades comunes entre los más pequeños, como las otitis o algunas dermatitis.

Sin embargo lo peor del verano son las enfermedades como la cistitis. Ya que al aumentar las prácticas como las relaciones sexuales o el baño en lugares públicos, aumentan los contagios. Los expertos aconsejan beber abundante líquido y orinar justo después de una relación sexual es un modo de prevenirla.

Durante el verano también aumentan los trastornos relacionados con el sueño, ya que, hasta un 60% de las personas mayores llega a padecer esos trastornos, debido sobre todo a que el calor ambiental hace que el descanso sea inestable y fragmentado, sobre todo los enfermos crónicos, niños y mayores.

Y para finalizar si bien tomar el sol es beneficioso para el organismo. Son ya de por sí conocidos los daños del sol asociados a la piel, algo que los expertos han advertido de que el aumento de la radiación solar y la mayor exposición al sol pueden ocasionar daños en los párpados, cataratas, retinitis o quemaduras.

Imagen | Vivionitier

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...