¿Qué sabes de los antisépticos?

¿Sabes para que usan los antisépticos? Si quieres saberlo todo sobre los antisépticos no dejes de leer este artículo

botiquin

Hoy en Centro Mujer queremos hablarte de un tema que, pese a ser poco habitual, genera bastantes dudas. Tener un botiquín en casa es fundamental para poder tratar y curar cualquier pequeño accidente doméstico. Sin embargo, a la hora de llenarlo de productos que puedan resultar útiles, puedes no saber cuáles son los más adecuados. Precisamente para echarte una mano y para ampliar un poco nuestra cultura médica, hoy queremos hablarte de un componente muy importante para este tipo de problemas: los antisépticos.

Los antisépticos nunca deben faltar en tu botiquín, pero en realidad ¿sabes qué son y cómo funcionan? Un antiséptico es una sustancia que ayuda a combatir procesos infecciosos  provocados por hongos, virus y bacterias. Se aplican sobre la piel en heridas, quemaduras y picaduras, pero también pueden utilizarse en la garganta, en la boca, en las fosas nasales… Es decir, existen muchos tipos de antisépticos y hay que considerarlos a la hora de elegir aquellos más adecuados para el botiquín del hogar. A continuación te contamos todo lo que tienes que saber sobre ellos.

A veces hablamos de desinfectantes y antisépticos y pensamos que es lo mismo, pero hoy voy a mostrarte que son diferentes. En realidad, sí que es cierto que pueden confundirse porque tienen efectos parecidos, pero en el fondo hay cosas que les hacen distintos y es importante que existan ambos en el botiquín doméstico ideal.

Desinfectante

  • Destruye gérmenes localizados en superficies: suelos, muebles, cocina, baño, sala de operaciones
  • Destruye gérmenes localizados en objetos: como instrumentales quirúrgicos, áperos de jardinería, objetos de peluquería o manicura…

Antiséptico

  • Destruyen gérmenes unicamente sobre tejidos vivos
  • No pueden representar peligros para el ser humano
  • Deben carecer de toxicidad o efectos corrosivo

Los usos de los antisépticos

Pese al nombre tan complejo que tienen y a que pocas veces los llamamos usándolo, lo cierto es que es más que habitual que los utilicemos en el día a día. Precisamente por cómo funcionan es importante que estén en el botiquín. Y es que cuando los gérmenes se introducen en el cuerpo humano a través de cortes o rozaduras es el momento de usar los antisépticos que deben aplicarse siempre por los bordes de la herida y nunca en el centro. Cuando se producen pequeñas heridas en la boca denominadas aftas, también deben aplicarse antisépticos con un hisotopo de algodón o mediante gárgaras. Si el problema son las espinillas y los granos, un antiséptico también puede ayudar a combatir las infecciones y así evitar pequeñas cicatrices.

Tipos de antisépticos

  • Alcohol etílico o etanol. Se emplea en golpes, contusiones o pequeñas heridas. No debe utilizarse en cortes grandes pues forma coágulos que mantienen microorganismos vivos en su interior.
  • Agua oxigenada o peróxido de hidrógeno. es un buen antiséptico pues no produce irritación en los tejidos pero se descompone rápidamente. Se emplea contra la gingivitis.
  • Yodo. Podemos encontrarlo en tres presentaciones: Tintura, solución acuosa o solución en glicerina. Es de bajo coste y acción rápida pro a veces ocasiona reacciones adversas.
  • Povidona yodada. Mancha menos la piel que el yodo y es menos irritante aunque en algunas personas también puede producir alergias. Se usa mucho en los hospitales para desinfectar heridas y para prevenir infecciones.
  • Nitrato de plata. Es un potente antiséptico pero su uso no está muy generalizado. Se utiliza mucho para desinfectar quemaduras y para eliminar verrugas.
  • Clorhexidina. Posee una acción prolongada, no produce irritación y no es absorbido por la piel. Es útil para limpiar heridas y quemaduras. Se utiliza en odontología para liminar la placa bacteriana.
  • Violeta de genciana. Era muy utilizada en épocas anteriores, pero se sigue utilizando mucho  en la mucosa bucal y en tratamientos veterinarios.

¿Como se aplican los antisépticos?

Cuando tengas un corte o un rasguño, debes limpiar la herida con jabón y agua fría y luego aplicar un antiséptico. Si a pesar de la aplicación de antisépticos, la herida no cicatriza en una semana aproximadamente y está enrojecida y caliente es mejor que consultes al médico. Si la herida ha sido producida por un objeto metálico o por la mordedura de un animal, debes visitar al médico para prevenir un posible tétanos o la rabia.

Ahora que ya conoces el uso de los antisépticos y lo sabes todo sobre ellos, no olvides tenerlos en cuenta para armar tu botiquín ideal.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 2,50 de 5)
2.5 5 2
Loading ... Loading ...