¿Quieres ser donante de médula ósea?

Para ser donante de médula ósea debes cumplir unos requisitos. Si quieres saber cuales son el siguiente artículo puede ayudarte.

Red heart at the human hands isolated on white

La médula ósea es un tejido que se encuentra en el interior de los huesos y es ahí donde se producen las células sanguíneas (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas) que son imprescindibles para la vida y el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Los glóbulos rojos son los responsables del transporte de oxígeno a los tejidos y de llevar de vuelta el dióxido de carbono de los tejidos a los pulmones para su expulsión. Los glóbulos blancos son los encargados de luchar contras las infecciones. Las plaquetas colaboran en la coagulación de la sangre cuando se produce la rotura de un vaso sanguíneo.

Cuando la producción de estas células sanguíneas es excesiva, insuficiente o anómala empiezan a aparecer enfermedades como la leucemia. Para tratar estas enfermedades es necesario realizar un transplante de médula ósea de una persona sana que reemplace la médula enferma. En este proceso se sustituyen las células sanguíneas enfermas del paciente por células sanas de un donante.

Para realizar un transplante de médula es necesario encontrar un donante compatible con el receptor. Ser compatible requiere que las células del donante y del receptor son tan parecidas que pueden convivir indefinidamente en el paciente. En un principio se busca entre los familiares directos, sobre todo entre hermanos, pero si no se encuentra un familiar compatible, existen donaciones voluntarias y un registro de donantes (REDMO), que está gestionado por la ONT (Organización Nacional de Transplantes), y la fundación Josep Carreras, que a su vez están en contacto con registros internacionales de donantes de médula ósea para que esta médula esté disponible para cualquier paciente que la necesite tanto en nuestro país como en el extranjero.

Muchas personas suelen confundir médula ósea con médula espinal pero no es lo mismo. La médula espinal es el conjunto de nervios que se encuentran dentro de la columna vertebral y su manipulación es muy delicada porque puede causar parálisis parcial o total. La médula ósea es una sustancia esponjosa que se encuentra dentro de los huesos.

¿Cómo conseguir las células madre?

Las células madre pueden conseguirse de la médula ósea, de la sangre periférica o de la sangre del cordón umbilical en el momento del parto. La obtención de células madre a través de la médula ósea se consigue con punciones en los huesos de la parte posterior de la cadera. Para lograr estas células en la sangre periférica es necesario inyectar previamente un fármaco en la sangre antes de la extracción. La sangre del cordón umbilical contiene de forma natural una gran cantidad de células madre que pueden ser utilizadas en el transplante. El transplante de médula ósea procedente del cordón umbilical es bastante reciente pues empezó a utilizarse a principios de los años 90.

¿Quién puede ser donante de médula ósea?

Puede ser donante de médula ósea toda persona sana que tenga entre 18 y 55 años y no padezca ninguna enfermedad que pueda transmitir al receptor  y tampoco que tenga alguna enfermedad que pueda poner en peligro su propia vida en el momento de la donación.

No pueden ser donantes de médula ósea las personas que padezcan las siguientes enfermedades:

  • Hipertensión arterial que no esté controlada.
  • Padecer diabetes y ser dependiente de la insulina.
  • Padecer alguna enfermedad cardiovascular, pulmonar o hepática.
  • Padecer alguna enfermedad tumoral.
  • Padecer hepatitis B o SIDA.
  • Ser hemofílico.
  • Tener antecedentes de fibromialgia.
  • Recibir tratamientos con litio.
  • Padecer trombosis venosa.
  • Tener las plaquetas bajas.

¿Qué pasos hay que seguir para hacerse donante?

Si una persona cumple todos los requisitos anteriores y quiere hacerse donante, debe inscribirse en el centro de donantes de sangre de su comunidad autónoma para hacer las pruebas de compatibilidad. Allí los médicos especialistas le explicarán como funciona el procedimiento y si decide seguir con el proceso debe firmar un consentimiento.

Cuando un donante es considerado apto, sus datos quedan registrados en el REDMO hasta que un paciente compatible necesite un transplante. Un donante puede estar registrado hasta diez años. Hay gente que está inscrita en el registro que nunca llega a donar.

Si aparece un paciente compatible el donante será citado para comprobar que su salud sigue siendo la misma que cuando se inscribió en el REDMO y se ampliarán los estudios para asegurarse que es el mejor donante para el receptor. La donación puede realizarse por aspiración de médula ósea o por donación de sangre periférica.

Donación por aspiración de médula ósea

El proceso para la donación por aspiración de médula ósea es el siguiente:

  • En el mes anterior se extraerá sangre para futuras autotransfusiones.
  • Pruebas médicas para asegurarse que el donante puede ser sometido a anestesia general o epidural.
  • Firmar un consentimiento.
  • La donación se realiza con anestesia general porque es dolorosa.
  • Se realiza una punción en las crestas ilíacas (hueso de la pelvis) con unas agujas especiales por las que se aspira 5 ml de sangre medular.
  • Una vez extraída se deposita en unas bolsas con anticoagulantes.
  • Se realizan varias punciones por eso quedan unas pequeñas heridas a cada lado de la espalda.
  • Normalmente se extraen entre 15 o 20 ml de sangre medular con cada kilo del paciente.
  • Esta pérdida de sangre puede ocasionar mareos o una bajada de tensión, por eso al donante se le hace una transfusión de su propia sangre.
  • El donante queda ingresado 24 o 48 horas para evitar complicaciones.
  • Tras la donación puede aparecer un pequeño dolor en la zona de la punción que puede aliviarse con paracetamol.
  • Se recomienda reposo, por eso al donante se le concede una baja temporal.
  • Pueden aparecer mareos debidos a la pérdida de sangre.

Donación de sangre periférica

  • En esta donación se administran unas sustancias que provocan que las células madre de la médula ósea pasen a a la circulación sanguínea de forma temporal.
  • Se administran inyecciones subcutáneas que provocan que en la sangre haya suficientes células madre para se recolectadas por un proceso denominado citoaféresis.
  • En este proceso, la sangre sale por el brazo del donante y llega a una máquina donde se separan las células madre y el resto de la sangre vuelve al donante mediante una vía en el otro brazo.
  • Este proceso puede durar tres o cuatro horas y puede repetirse de nuevo al día siguiente.
  • Puede producirse un dolor leve o malestar general parecido al de una gripe que puede ser aliviado con paracetamol.
  • También puede haber mareos debidos al citrato utilizado para licuar la sangre.

La donación de médula ósea es un proceso relativamente sencillo que puede salvar muchas vidas. Solo entre un 25% y un 30% de los pacientes tienen la posibilidad de encontrar un donante familiar compatible. Por ello, son fundamentales las donaciones voluntarias no emparentadas.

Aunque puede ser donante cualquiera persona entre 18 y 55 años que cumpla los requisitos, son especialmente necesarios los donantes jóvenes (aquellos que tienen entre 18 y 35 años). La donación de médula ósea es un gesto solidario que puede salvar la vida de muchas personas. Si cumples los requisitos para la donación, infórmate y piénsalo bien ya que con tu ayuda puedes ayudar a mucha gente. El transplante de médula ósea es la única esperanza para muchos afectados por la leucemia y otras enfermedades de la sangre.

Foto: © alexraths

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...