Reflexología y sexualidad

La reflexología e suna técnica milenaria oriental que fomenta la salud y el bienestar de nuestros órganos a través de la adecuada estimulación en sus puntos microrreflejos que se encuentran proyectados en los pies. Entre esos órganos se incluyen los reproductores y los genitales, por lo que se entiende que la vida sexual puede salir bastante beneficiada si recibe la estimulación adecuada a partir de esta práctica. Lejos de confundirla con un masaje erótico más, puede hacer igualmente que los amantes se sientan más desinhibidos emocionalmente y predispuestos al sexo si participan de dicha técnica.

Cuando hablan de reflexología, quien más quien menos suele pensar en un masaje en los pies, pero tenemos que saber que es mucho más que eso. Es una terapia milenaria que persigue la salud y el bienestar de nuestros órganos a través de la adecuada estimulación en sus puntos microrreflejos que se encuentran proyectados en los pies. Un método natural de alcanzar el equilibrio de la energía y prevenir algunos problemas, tanto físicos como psicológicos.

Un mapa de nuestra anatomía extendido a nuestros pies, nunca mejor dicho, que permite trabajar la salud de todo nuestro cuerpo, a excepción de las manos, muñecas y antebrazo, únicas zonas corporales que no se reflejan en las plantas. Hay regiones anatómicas que, al presentar mayor cantidad de terminaciones nerviosas, son más susceptibles de obtener beneficios, como el estómago, el esófago, los intestinos, la vesícula biliar, los bronquios, la vejiga, los riñones, etc.

Aun existe gran controversia acerca de su verdadero efecto terapéutico, pero ya hay evidencia de que la reflexología podal elimina los bloqueos del flujo de energía del cuerpo, normaliza el flujo sanguíneo linfático hacia diversas zonas, activando la oxigenación de los tejidos y la eliminación los desechos. En cada pie hay 7.200 terminaciones nerviosas, lo que nos puede hacer comprender fácilmente por qué nos sentimos mucho mejor cuando nos tratan los pies. Todas esas ramas nerviosas de los pies tienen extensas interconexiones a través de la médula espinal y el cerebro con todo el cuerpo, lo que hace de nuestros familiares “pinreles” un instrumento ideal para liberar la tensiones y generar salud.

Eso sí, la reflexología nunca ha de sustituir a la consulta del médico, pero puede resultar tremendamente positiva para cualquiera de nuestros sistemas fisiológicos: óseo, nervioso, muscular, cardiovascular, circulatorio, linfático, respiratorio, digestivo, urinario, endocrino y reproductor, así como para los órganos de los sentidos. Últimamente también se viene utilizando para reducir el dolor crónico o asociado a enfermedades terminales. Otras de las aplicaciones, que por desconocimiento pasan desapercibidas son las que describen la ayuda que puede ofrecer esta técnica en ciertas situaciones de primeros auxilios. Al trabajar sobre el reflejo de la pituitaria, en el centro del dedo gordo del pie, se ayuda a reanimar a una víctima desvanecida. Al trabajar el flexor sigmoideo del talón del pie izquierdo se beneficia a un paciente cuyo ataque cardiaco se ha desencadenado debido a una excesiva formación de gas en el colon.

Por otra parte, si os presentamos esta alternativa terapéutica en un blog como educasexo, es porque también podemos recomendárosla para mejorar vuestra vida sexual. De hecho, si se estimulan correctamente y progresivamente determinados puntos del pie que se conectan y corresponden con los órganos genitales, se estará contribuyendo indirectamente a cuidar la sexualidad y favorecer la intimidad. Ahora bien, hemos de aclarar que con la estimulación de estos puntos no se produce placer directamente, es decir, que la reflexología podal no es una variante de los masajes eróticos, quede claro.

Si te estás preguntando cuáles son esas áreas del pie que conectan con los órganos reproductores y genitales, te diremos que se localizan en la parte ósea del pie, debajo del tobillo, más o menos en los costados internos y externos del pie, por los talones. Una vez hecha esta aclaración, pensemos que esta técnica no es que genere placer por sí misma, pero prepara al cuerpo para hacerlo más receptivo a las sensaciones placenteras desde la relajación, el equilibrio y la liberación de las tensiones. No supone excitación directamente, sino más bien el preámbulo idóneo para la liberación de energía sexual y la desinhibición emocional.

En realidad, el sentimiento de plenitud y de relajación física y mental que se siente después de experimentar un orgasmo no deja de ser tan diferente al intenso desbloqueo que se produce después de regalarle a tus pies una sesiones de esta práctica. Hay mujeres que acuden a recibirla para disminuir los dolores asociados a su menstruación. Aunque son pocos los estudios formales realizados sobre los efectos de la reflexología, uno de ellos, dirigido por la Academia de Reflexología de Estados Unidos, del que se informó en American Obstetrics and Gynaecology Journal, demostró casi un 50 % de reducción de los síntomas del síndrome premenstrual en un grupo de mujeres que se sometieron a dichos tratamientos.

Esta práctica también puede ser altamente recomendable para todas aquellas parejas que empiezan a conocerse sexualmente y necesitan superar el nerviosismo e incertidumbre características de esos primeros encuentros íntimos. Comenzar a adquirir confianza a través de los masajes eróticos es una buena forma, y por qué no incorporar la reflexología para aprender a relajarse el uno con el otro.

Como la mayoría de los masajes o tratamientos de relajación no tiene contraindicaciones en general, aunque es conveniente saber que en este caso estamos hablando de un masaje que afecta indirectamente, mediante la estimulación de puntos específicos, a algunos órganos del cuerpo, por lo que hay determinados pacientes que por su situación médica en particular deberían saber que:

  • Si estás embarazada, está contraindicado, ya que la sobreestimulación que conlleva puede acelerar o alterar el proceso de gestación normal.
  • Se recomienda no dar masajes en el segundo o tercer día de la menstruación, porque puede aumentar la probabilidad de hemorragia.
  • En enfermos crónicos del corazón sólo se aconsejan masajes de relajación, pero no es conveniente incidir en el punto reflejo que este órgano tiene en el pie.
  • Al comienzo de un herpes tampoco es adecuado efectuar reflexoterapia, pues el masaje puede extenderlo.
  • Otros casos en los que es mejor prescindir de esta práctica son enfermedades terminales de algún órgano o si se sufre de várices, flebitis o ulceración en los pies.
  • Foto1: 1001gestus
    Foto2: reflexología

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 2
Loading ... Loading ...