Remedios naturales para las llagas en la boca

Los tratamientos ayudan a cicatrizar y aliviar las aftas

Las llagas en la boca o aftas son pequeñas úlceras que se forman en la cavidad bucal y se caracterizan por ser una ampolla que tiene un centro amarillo, blanco o grisáceo con un borde rojo bien definido. Estas llagas bucales acostumbran a aparecer en la zona interior de labios, pero también aparecen en encías y cara interior de la mejilla,  y provocan ardor en la zona afectada. Existen remedios naturales para paliar las molestias que ocasionan las aftas.

Hay remedios naturales para el dolor de las aftas

Hay remedios naturales para el dolor de las aftas

Las aftas son pequeñas llagas que se forman en el interior de la boca y que generan muchas molestias a quienes las padecen. Las personas que sufren periódicamente de aftas deben procurar evitar alimentos cítricos, dulces (como el chocolate), muy sazonados o las nueces. Tras una afta, cada semana se debe incorporar un alimento que favorece la aparición de aftas para identificar al culpable. Pero si notas ya la aparición de una llaga bucal, aplícate estos remedios naturales.

Enjuagues con infusiones o tes:  Mantener una bolsita de té bardana, manzanilla, botón de oro, frambuesas rojas, salvia o fresas húmeda sobre las úlceras. Debes enjuagarte la boca varias veces al día para que la llaga bucal cicatrice con rapidez. La más recomendada es la infusión con Salvia, ya que su sabor acostumbra a gustar a los niños y a los mayores más recelosos. A más, las  propiedades cicatrizantes de la Salvia ayudarán a que la llaga bucal se cure más rápidamente.

El Áloe Vera: Dar unos toques ligeros con un gel de áloe vera sobre las llagas. Si lo prefieres, puedes diluir el gel para hacer un enjuague bucal que deberás repetir varias veces al día para favorecer la sanación del afta. No obstante, lo que si que te proporcionará es un alivio momentáneo de la zona afectada.

La leche: Mantener un trago de leche en la boca durante unos momentos ayuda a calmar la zona afectada; si bien no ayudará a la cicatrización. Este pequeño truco está especialmente indicado a los niños más pequeños o a quienes no pueden aguantar el sabor del Áloe Vera o de las infusiones naturales.

El limón:  Poner unas gotitas de limón en la afta hará que sane más deprisa. Aunque advertimos que los componentes ácidos del limón pueden irritar momentáneamente el afta. Al cabo de unos minutos podemos usar Áloe Vera para calmar la zona u otros remedios que te hemos propuesto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...