Remedios para el síndrome del viajero

Hay personas que al pasar varios días fuera de casa sufren del transito intestinal. Sin embargo, puedes hacer un hueco en la maleta y meter varios remedios que son cien por cien naturales para usar allá donde vayas.

avion

Nada como meter en el neceser de viaje, unas cápsulas de áloe vera si sufres de irregularidades cuando viajes y te tiras muchos días sin pasar por el baño. Esta planta, ya sea sola o combinada con otras hierbas de efecto laxante como el hinojo, te ayudará a solucionar el problema en un par de días. Toma las cápsulas por la noche, en las dosis recomendadas.

Por el contrario si lo que sufres es diarrea. Debido a su doble efecto astringente y desinfectante, la infusión de canela ayuda a detener la diarrea. Se trata de un remedio herbal muy útil en gastroenteritis que provocan algunas décimas de fiebre, ya que esta planta reduce la temperatura corporal al aumentar el nivel de transpiración.

Por otro lado si tú o alguno de los tuyos se marea en trayectos por carretera o por mar, te aconsejamos preparar un termo de infusión de jengibre y tomar la tisana a pequeños sorbos a lo largo del recorrido. Otra posibilidad es optar por los comprimidos masticables formulados con jengibre y otras plantas de similar acción, como la menta y la manzanilla.

El mal de altura es un trastorno que a veces padecen las personas que viajan a un lugar a 2.500 metros por encima del nivel del mar y que se manifiesta con dolor de cabeza, mareo, inestabilidad digestiva, puede prevenirse con extracto de ginkgo biloba. Tomando esta planta cinco días antes del ascenso se consigue reducir, según señalan los expertos, tanto la incidencia como la intensidad de las molestias.

También se puede superar el jet-lag en un tiempo récord. La somnolencia, cansancio, falta de concentración, son algunos de los síntomas. Y una sustancia que ayuda adaptarse a los cambios de horario en viajes de larga duración, ésta es la melatonina, la hormona que induce al sueño. Por lo tanto, incorpora tomate, cebolla, copos de avena, semillas de calabaza,nueves, plátanos y manzanas. Ya que son una excelentes fuentes naturales de este compuesto.

Imagen | Romain Cloff

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...