Remedios para los tics nerviosos

Los fármacos naturales ofrecen un considerable número de recursos naturales capaces de mejorar el control de los tics de origen nervioso.

Como puede ser con la pasiflora, un sedante con efecto similar al de la Artemisa con la diferencia de que ésta puede tomarse en tratamientos duraderos. Su acción calmante resulta muy útil en caso de tics faciales, palpitaciones, vómitos nerviosos o vértigos por tensión.


Para la tos nerviosa nada como la lavanda. La necesidad de aclararse la garganta, un tipo de tic llamado fónico o vocal, mejora con la toma de lavanda, cuyas flores calman la tensión nerviosa, aparte de suavizar las paredes de la garganta. Se muestra muy útil cuando el continuo carraspeo irrita la garganta o provocada una tos persistente.

Por otro lado la Avena es ideal para periodos de ansiedad. El extracto de avena, de 15 a 30 gotas, tres veces al día, es un recurso a considerar cuando los tics aparecen en un periodo de estrés intenso debido a un sobreesfuerzo. Es tal el efecto regulador que este preparado ejerce sobre el sistema nervioso que incluso mejora la hipertensión de origen nervioso.

Imagen | psicoblog

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...