Respira para mantener el estrés controlado

Si quieres tener tu estrés controlado debes aprender a respirar y este artículo puede ayudarte

nose-3678143_1280

Con tanto tener que estar sin poder salir puede ser que el estrés se apodere de nosotros, por eso es bueno que aprendas a respirar y respirar para que la respiración te ayude a relajarte.

Los ejercicios de respiración puedes hacerlos en cualquier momento del día y en cualquier lugar de tu casa siempre que sientas un poquito de presión o de estrés.

Mucha gente cree que no necesita aprender a respirar porque lo hace inconscientemente desde que nació, pero cuando hablamos de aprender a respirar hablamos de una respiración profunda para estimular el sistema nervioso para-simpático que es la parte del cerebro que se activa en las situaciones de estrés.

Tipos de respiración

Con estos tipos de respiración vas a poder mantener tu estrés a raya

Respiración equitativa

  • Este tipo de respiración equitativa te permitirá relajarte casi instantáneamente
  • Para realizarla debes colocarte en una posición cómoda y cerrar los ojos
  • Inhala contando hasta 4 tratando de llenar de aire los pulmones
  • Cuenta nuevamente hasta 4 y exhala mientras notas como se vacían los pulmones
  • Ve alargando la inhalación y la exhalación hasta que puedas aguantar, contando hasta 5,6,7…
  • Con este ejercicio te relajas y activas la concentración

Respiración abdominal

  • Este tipo de respiración abdominal consiste en respirar con el diafragma de forma lenta
  • Debes inhalar por la nariz muy despacio y profundamente observando como el abdomen sale hacía afuera y cuenta hasta tres
  • Después de una pequeña pausa suelta el aire por la boca y cuenta hasta tres notando como el abdomen se mete hacia dentro
  • La respiración abdominal debe realizarse diariamente durante unos diez minutos para notar sus beneficios al cabo de unas semanas

Respiración por las fosas nasales alternadas

  • Esta respiración de las fosas nasales alternadas es buena para hacer cuando te vayas a dormir
  • Empieza por buscar una postura cómoda y tapa la fosa nasal derecha con el pulgar derecho inhalando profundamente a través de la fosa nasal izquierda
  • Luego tapa la fosa nasal izquierda y exhala a través de la fosa nasal derecha
  • Luego inhala por la fosa nasal derecha y exhala por la fosa nasal izquierda

Respiración matutina

  • Esta respiración matutina es un tipo de respiración estupenda para comenzar la mañana
  • Para realizarla colócate de pie con las rodillas ligeramente dobladas y rebota ligeramente varias veces
  • Toma aire y exhala inclinándote hacia delante flexionando el tronco desde la cintura y dejando que los brazos caigan sobre su propio peso hasta el suelo
  • Respira profundamente mientras exhalas y realizas el camino hacia arriba levantando la cabeza en último lugar.
  • Repite el movimiento unas cuantas veces hasta que consigas relajarte

Y tu ¿cómo te relajas?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...