¿Sabes qué es el lipedema?

El lipedema es una enfermedad que suelen padecer las mujeres. Si quieres saber todo sobre ella el siguiente artículo puede ayudarte.

¿Conoces el lipedema?

El lipedema es un trastorno del tejido adiposo que se caracteriza por una acumulación excesiva e irregular de grasa que se deposita en las nalgas, en las piernas y en algunos casos en los brazos. A este trastorno se le puede conocer también como el síndrome de la grasa dolorosa. Si quieres saber más sobre el lipedema, sigue leyendo este artículo.

Esta enfermedad crónica afecta principalmente a las mujeres y suele darse en etapas como la pubertad, durante el embarazo o durante la menopausia. Las mujeres que la sufren padecen un profundo malestar sobre todo por las noches o después de haber pasado mucho tiempo de pie. Una persona que sufra de lipedema puede pensar que es imposible bajar de peso en la parte inferior del cuerpo aunque en la parte superior si lo consiga.

El lipedema: etapas y síntomas

Este trastorno del tejido adiposo evoluciona y para ello pasa por diferentes fases. Además, la sintomatología que presenta es variada.

Etapas del lipedema

Las personas que sufren lipedema pueden pasar por cuatro etapas bien diferenciadas:

  • Etapa 1: las piernas se hinchan durante el día pero esta inflamación desaparece con el reposo.
  • Etapa 2: aparecen hendiduras en la piel y lipomas. Pueden producirse infecciones en la piel conocidas como erisipelas. Las piernas se hinchan durante el día y al estar en reposo desaparee parcialmente la hinchazón.
  • Etapa 3: en esta etapa la hinchazón no remite ni con el reposo y empiezan a endurecerse los tejidos conectivos. Además, aparecen las pieles colgantes
  • Etapa 4: los síntomas de la etapa 3 empeoran.

Síntomas del lipedema

Los síntomas más frecuentes son los siguientes:

  • Acumulación de grasa desde la cintura hasta los tobillos: la grasa se acumula principalmente en las piernas.
  • Dolor en los tejidos blandos al tocarlos: el dolor se puede sufrir al caminar o incluso cuando se está en reposo.
  • Problemas para moverse: la grasa se acumula en nódulos que ejercen presión en las articulaciones y no permiten caminar con normalidad.
  • La piel pierde elasticidad: con el lipedema la piel se vuelve más firme.
  • Aparecen edemas y moratones: en las piernas surgen edemas y moratones.
  • Los pies no se ven afectados: esta parte del cuerpo no sufre del lipedema aunque las piernas estén afectadas.
  • Sensación de frío constante: al cabo de unos meses aparece una sensación de frío todo el tiempo.
  • La piel se vuelve como goma: la piel adquiere una textura similar a este material.
  • Dolor crónico y deterioro de la movilidad: el dolor no desaparece nunca con el lipedema. Además, las dificultades para moverse son importantes.
  • Problemas de imagen corporal: esto conlleva al abatimiento, a la tristeza y a la rabia que pueden generar en una  depresión.

El lipedema no tiene nada que ver con una mala alimentación ni con hábitos de vida poco saludables, pues las dietas y el ayuno no solucionan el problema.

Tratamientos del lipedema

Los tratamientos que se utilizan para combatir el lipedema tiene como objetivo romper su círculo vicioso que se caracteriza por la acumulación de líquido y la falta de limpieza celular.

Las técnicas para luchar contra el lipedema no buscan solo el efecto estético que hace que disminuya el volumen de las piernas, sino que también buscan mejorar la circulación linfática y venosa.

Los resultados de los tratamientos se notan en 1 o 2 semanas y reducen notablemente la hinchazón, el dolor y la pesadez de las piernas.

Los tratamientos del lipedema tienen los siguientes pasos:

  • Mesoterapia. Se utiliza para eliminar líquidos y reducir la grasa corporal inyectando dentro del tejido graso sustancias que destruyen los tejidos adiposos mediante la rotura y la muerte celular de los adipocitos. Los efectos de la mesoterapia son casi instantáneos y las micro-inyecciones son casi indoloras. Antes de empezar el tratamiento se identifican las zonas a tratar, se limpian con alcohol y se delimitan pintándolas. Las micro-inyecciones se ponen 2 veces por semana durante  4 u 8 semanas. Cuando se alcanza el efecto deseado solo se va a necesitar un tratamiento anual de varias semanas.
  • Flowave. Es un aparato de electromedicina que utiliza la electroterapia de baja frecuencia e intensidad. Es un dispositivo médico capaz de movilizar los lípidos y las proteínas para que puedan ser eliminados por el sistema linfático.
  • Terapia compresiva. Ayuda a mejorar los tratamientos anteriores.
  • Drenaje linfático. Es un masaje que combina movimientos lentos, suaves y rítmicos que actúa directamente sobre el sistema linfático para eliminar toxinas.
  • Ejercicio físico. Esto favorece la circulación linfática.
  • Dieta que ayude a eliminar líquidos. Con este régimen se mejora la circulación.

El lipedema es una enfermadad crónica que aunque se puede curar el proceso para ello suele ser largo y difícil por lo que lo mejor es que los afectados sean pacientes y sepan enfrentar este trastorno de manera positiva. Para ello puede ser conveniente la ayuda de personal especializado como los psicólogos que le darán las claves necesarias.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...