Si tienes irritación ocular

si-tienes-irritacion-ocular

Siempre es necesario proteger nuestros ojos frente a los agentes agresivos que pueden dañarlos. Manos sucias, humo, ordenadores, aire, animales…. El riesgo aumenta a contraer infecciones oculares y producir irritación y ardor.

Los ojos se enrojecen y lagrimean, presentándose en ocasiones sensación de quemazón o escozor. La sequedad ocular constituye otra causa de irritación y se produce en ambientes con aire acondicionado o calefacción que provocan la evaporación de la secreción lagrimal.


Sobre todo si se pasa mucho tiempo delante de la pantalla del ordenador o conduciendo, así como unido a los factores ambientales puede hacer que las molestias aumenten. Los síntomas pueden ser cansancio e incomodidad ocular con enrojecimiento conjuntival ligero, lagrimeo leve, confusión de letras y líneas, lo que suele conllevar la necesidad de frotarse los ojos o parpadear constantemente para aliviarla.

La primera medida es el reposo ocular, si es posible, y el empleo de colirios que alivien las molestias. Recuerda que los tratamientos de uso oftalmológico son de uso personal, no los compartas. Antes de aplicarlos, lávate las manos. Se debe conservar el producto bien cerrado y desecharlo a las cuatro semanas de abrirlo.

Imagen | Ocularis

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...