¿Son peligrosos los microondas?

¿Son peligrosos los hornos microondas? No, en absoluto, pero las explicaciones del por qué, os las mostramos en este artículo.

¿Es buena idea comprar microondas para nuestra casa? Esta es una pregunta que muchas personas se hacen, especialmente por los mitos que rodean este electrodoméstico, pero no son más que eso, mitos.

¿Son peligrosos los microondas?

Las leyendas urbanas dicen que al calentar comida en ellos, nos llenamos de radioactividad, pero desconocemos que son radiaciones no ionizantes con muy poca energía, por lo que no es posible que alteren ni genes, ni células, ni tejidos, ni de los alimentos ni de nosotros.

Por el contrario, cocinar en microondas, especialmente en los más modernos, nos ofrece muchas más ventajas que contras, y las primeras os aseguramos que son muy buenas. El primero y más visible, es la velocidad con la que calienta las cosas, aunque debemos saber hacerlo pues de lo contrario podemos toparnos con bordes y superficie del alimento sobrecalentado y seco.

Un ejemplo de cómo cocinarlos bien es, que en caso de querer obtener alimentos más jugosos, lo más conveniente es cocinarlos en recipientes tapados, pues de este modo el vapor mantiene húmedo el alimento.

Además, los técnicos nos aconsejan que para que no se enfríen más rápido los platos, los revolvamos una o dos veces cuando se están cociendo o recalentando, y al finalizar dejarla reposar por unos 20 segundos, tiempo de espera ideal para que la temperatura se equilibre.

También es mucho más cómodo, pues con este electrodoméstico podemos cocinar en el mismo recipiente que utilizaremos para comer.

Pero, lo más importante aún, es que el cocinar los alimentos en un microondas, nos deja sabores más naturales, contrariamente a lo que podemos pensar e incluso imaginar. El cocerlos en su propio jugo, conservan sus sales minerales, con lo que su sabor será más real que en otros aparatos.

Para finalizar, la información más importante. ¿No creéis que si fuesen realmente peligrosos, estarían prohibidos? Sí, es la lógica, pero para quitar cualquiera otra duda que podamos tener, la Organización Mundial de la Salud (OMS), especifica que si los utilizamos acorde a las instrucciones del fabricante, no tendremos ningún problema.

Es cierto que tienen cierto peligro, pero si verificamos la seguridad del electrodoméstico, no lo utilizamos dañado y respetamos las normas de seguridad que vienen de origen, no existirá peligro alguno.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...