¿Tienes algún familiar con alzheimer?

El alzhéimer es una enfermedad de la vejez. Si tienes un familiar que la padezca, te será útil leer este artículo así te enterarás de como debes tratarlo

alzheimer

El alzheimer es el tipo de demencia más común y se va iniciando poco a poco pero de forma constante. Sus síntomas más evidentes son la pérdida de capacidades mentales y el cambio de personalidad. Aunque la enfermedad es bastante conocida socialmente, lo cierto es que solo quienes la viven con un familiar cercano conocen lo dolorosa que puede resultar la situación. Vivir con alguien que ha dejado de ser él mismo, y que ya no conoce a nadie, es duro. Muy duro.

El alzheimer se produce por la destrucción de las células nerviosas aunque no sabe claramente la razón. Se cree que es debido a los cambios en los neuro-transmisores y en concreto la  falta de acetilcolina que es la causante de las pérdidas de memoria. Esa destrucción es realmente dolorosa, porque cada día hace un poco más de daño. Los pacientes comienzan con pequeños fallos de memoria, hasta convertirse en verdaderos dependientes que no saben lo que hacen, y terminan por acamar sin poder valerse por sí mismos en absoluto.

Lo que deberías saber sobre el alzheimer

El alzheimer es una enfermedad típica de la vejez. Uno de los síntomas s la desorientación y el sentimiento de miedo, otro es la dificultad para encontrar las palabras adecuadas, la depresión y los trastornos del sueño. Sin embargo, cada persona puede presentar un cuadro distinto, ya que dependiendo de cómo sea, y cómo le haya afectado la enfermedad, será más propensa a unos u otros problemas.

En fases avanzadas de la enfermedad, los enfermos ya no reconocen a sus parientes y necesitan de un cuidado constante. Esta enfermedad raramente se hereda y aunque no se puede prevenir, ayudará llevar una alimentación adecuada y hacer algo de ejercicio. En realidad, la ciencia y la medicina están llevando a cabo muchos estudios sobre este tema, y es probable que en los próximos años encontremos respuestas que hoy son imposibles.

Si tienes algún familiar que padezca esta enfermedad, seguro que te sentirás desconcertado y sin saber cómo tratarlo. Por eso hoy voy a darte unas pequeñas pautas a seguir para que te sientas más cómoda la próxima vez que vayas a visitarlo.

  • Háblale a una distancia corta y mírale a los ojos para que pueda entenderte
  • Es importante que cuando te acerques a él lo saludes y te identifiques diciendo por ejemplo: » Hola, soy tu sobrina María»
  • Háblale de forma pausada y en un tono adecuado pues si le gritas, creerá que estas enfadada
  • Evita las frases largas y espera un momento para que pueda asimilar lo que le has dicho
  • No le hables como si fuera un niño, piensa que aunque tenga dificultades estas hablando con un adulto
  • Si vas a preguntarle algo, trata de hacerle preguntas a las que pueda responder si o no
  • No le preguntes ¿te acuerdas de…? porque seguro que no se acordará y lo harás sentir mal
  • Trátalo con mucho cariño, llénalo de caricias y de palabras cariñosas así lo harás sentirse bien.
  • Si te pide un imposible, no le digas un no rotundo, dile un » tal vez mañana porque hoy es demasiado tarde»
  • Las personas con alzhéimer pasan largos períodos sin decir palabra, pero tu puedes seguir hablándole pues que no te conteste, no significa que no te esté escuchando
  • Una buena opción para hablarle es mostrándole fotos de su pasado y contarle alguna historia que tenga relación con ella
  • No lo hagas razonar sobre preguntas ilógicas guardadas en su memoria como sobre su pequeño hijo cuando ya es adulto o sobra personas que ya han fallecido. Lo mejor es ignorarlas y contestar con un «ya se » «ya veo» «ya lo conozco»…
  • A veces, las personas con alzhéimer presentan un comportamiento agresivo acompañado de malas palabras. Lo mejor es no tomar esa actitud como algo personal, lo mejor es no contestarle ni contradecirlo y así el comportamiento cesará
  • Lo fundamental es que la persona enferma se sienta querida, procura sonreírle, tratarlo con cariño y tratar de entender las pocas palabras que pueda pronunciar sobre todo cuando la enfermedad ya está muy avanzada.

Es cierto que las enfermedades degenerativas son muy duras, pero hay que prepararse para ellas. De hecho, si te sientes impotente y crees que no puedes con ello, te recomiendo acudir a un especialista. Parece una locura, pero es mucho más frecuente de lo que te imaginas. ¡Y mucho ánimo!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...