Tipos de tos

Existen varios tipos de tos, si quieres conocerlas no dejes de leer el siguiente artículo

tipos de tos

Cuando empiezan a bajar las temperaturas, aparecen las gripes, los resfriados y la tos. La tos es un reflejo involuntario del cuerpo para mantener despejadas las vías respiratorias. Cuando se cuelan por las vías respiratorias partículas de polvo, humo… los bronquios se irritan. Sin embargo, pese a tratarse del mismo efecto, la tos puede ser causada por distintas cosas, así como producirse de distintos modos. En un invierno tan frío como el que estamos viviendo, seguro que te interesa conocer las que puedes sufrir, así como algunos consejos prácticos para aliviarla.

La tos puede encadenar muchas enfermedades graves. Lo que ocurre es que la tos es también frecuente en procesos leves como son gripes o resfriados. Sin embargo, si ya has probado varias cosas, como los medicamentos sin receta de la farmacia, y algunos trucos caseros, y no hay manera de deshacerte de ella, lo mejor que puedes hacer es consultar a un especialista que te ayude a entender la causa y a ponerle remedio.

Lo que deberías saber sobre la tos

La tos suele venir acompañada de dolor de pecho, dolor de garganta o dolor de cabeza  y es muy frecuente durante los meses de invierno pues suelde ir acompañada con gripe o resfriado.

La tos es producida por un virus que durante los meses fríos penetra fácilmente las mucosas nasales debido a que con el frío el organismo está más debilitado. Por otro lado el frío hace que las personas se mantengan en recintos cerrados y así los virus están más concentrados y pueden propagarse más fácilmente.

Los distintos tipos de tos

La tos puede clasificarse en varios tipos:

  • Tos aguda. Es la que dura menos de tres semanas.
  • Tos crónica. Dura más de tres semanas y es la tos que padecen los fumadores. También se llama tos irritativa y si va acompañada de esputo se llama tos productiva, si hay ausencia de esputos se llama tos seca.La tos seca es una tos fuerte sin expectoración y se produce cuando se irritan las vías respiratorias.

Cómo aliviar la tos

Las molestias de la tos pueden aliviarse con antitusivos o expectorantes, y mucolíticos según sea el tipo de tos. Los antitusivos se utilizan para calmar la tos seca. Sin embargo, los muchos productos que existen en el mercado y llevan la etiqueta de expectorantes, ayudan a eliminar la secrección mucosa. Por otro lado, si lo que te aconseja el farmacéutico o el médico son mucolíticos, debes saber que estos productos disminuyen la viscosidad de la secrección mucosa.

Además de todo lo que puedes encontrar en la farmacia, o te pueda recomendar el especialista, también existen alternativas caseras para calmar estas molestias. Así, puedes aliviar la tos utilizando remedios tradicionales como:

  • Beber agua abundante, más de 2 litros
  • Inhalar vapor de agua durante 20 minutos
  • Dejar de fumar y evitar los ambientes con humo
  • Durante la noche elevar el cabecero de la cama
  • Enjuagues nasales con agua de sal.
  • Tomar miel pues suaviza la garganta
  • Colocar una cebolla cortada en trocitos en la mesita de noche
  • Toma agua templada con limón y una cucharadita de miel
  • Tomar un chocolate caliente calmará la tos gracias a la teobromina que estimula la producción de endorfinas que son las hormonas del bienestar.
  • Es importante no coger frío
  • Los caramelos alivian los síntomas pero no son un tratamiento para la tos
  • Dormir y descansar ayuda a curar la tos
  • La mejor manera de evitar los virus es lavarse las manos para evitar las propagaciones entre personas
  • Se debe toser o estornudar en el antecodo para evitar propagar los virus.

La tos puede ser un síntoma de multitud de enfermedades como resfriado, asma, EPOC, infección pulmonar o tumor pulmonar. Para descartar cualquier enfermedad, el médico puede realizar una comprobación de la función pulmonar, una broncoscopia o una TC ( Tomografia computarizada). Dependiendo del diagnóstico, el médico debe establecer un tratamiento.

Si tu tos se extiende sin razón alguna en el tiempo, te recomiendo que consultes con un especialista para que descarte que se deba a algún tipo de enfermedad más grave de lo que puede suponer estar pasando por una gripe, o por un resfriado a consecuencia de este frío. ¿Cuántos días has estado tosiendo sin parar antes de conocer el artículo que te presentamos hoy? ¿Hay algo que te ha funcionado y quieras recomendar a la comunidad?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...