Todo lo que debes saber sobre las alergias

Pareciese que las alergias solo se sufren en primavera cuando la calle se llena de polen. Sin embargo, hay muchos tipos de alergias que conviene conocer e identificar para evitar daños a quienes las sufren.

alergia

Seguro que conoces a alguien que haya tenido una reacción alérgica o incluso quizás la hayas padecido tú misma. Las alergias pueden ser debidas a muchos factores diferentes como el polvo, el polen, las comidas, el pelo de los animales,… Pese a que cuando se habla de alergias casi siempre se piensa en aquellas que se producen en primavera, sobre todo por el polen y las semillas de los árboles, lo cierto es que las reacciones van mucho más allá de este fenómeno. Hoy queremos hablarte de ellas aprovechando el desconocimiento general que existe sobre el colectivo que las sufre en su propia piel.

Empezando por el principio, ¿qué es una alergia? Una alergia es una reacción de nuestro sistema inmunitario frente a un agente externo con el que otras personas no tienen problema al tocar o consumir. Esta hipersensibilidad se produce porque el cuerpo responde en forma de aviso, para que dejemos de tocarlos o tomarlos, pues no nos puede proteger contra ellos. El sistema inmunitario de cada persona es diferente, por eso unas personas tienen alergia y otras no. Las alergias, una vez diagnosticadas son muy fáciles de tratar, pues existen los medicamentos antihistamínicos y los corticoides.

Hay que tener en cuenta que en muchos casos, las alergias pueden acabar empeorando los síntomas cuántas más veces se expone el cuerpo al agente que las produce. Pese a que la ciencia ha ayudado mucho en su tratamiento el paciente que las sufre, sobre todo si son a los medicamentos, debe identificarse siempre con una placa o algún documento en la cartera en caso de que tengan que tratarle de urgencia en un hospital.

Los tipos de alergia más comunes

Por el hecho de que las alergias al polen son solo una de las tantas que se pueden sufrir, hoy analizamos las alergias que más comúnmente se pueden experimentar:

Alergia al polen y a los ácaros

  • Esta alergia es la más común y suele afectar a las personas cuando se acerca la primavera con la llegada del polen.
  • Los síntomas son picor y escozor en los ojos y garganta y también rinitis.
  • Si la alergia es al polen deben evitarse los sitios con muchas plantas
  • En cuanto a la alergia al polvo, debes tratar de tener tu casa bien limpia de polvo, pues cuanto más polvo más síntomas.
  • Para estos dos tipos de alergia, el médico suele recetar antihistamínios.

Dermatitis de contacto

Esta reacción se produce cuando el agente produce picor o irritación en la zona de la piel afectada. Se produce por la picadura de un insecto, al tocar alguna planta, o por algún producto químico. En este caso se recomienda la aplicación de pomadas.

Alergia al moho

El moho está compuesto por hongos que pueden estar en el interior o exterior y que necesitan ambientes cálidos y húmedos para desarrollarse. Aunque el moho suele ser estacional, en interiores puede crecer durante todo el año. En exteriores se forma en zonas mal drenadas y en interiores en lugares oscuros y mal ventilados. Suele tratarse, al igual que la anterior con pomadas y aplicaciones tópicas.

Alergia a la leche

Hoy en día hay muchas personas a las que se le ha diagnosticado una alergia a la leche de vaca. En realidad es alergia a uno de los componentes: la lactosa. Por eso puedes encontrar en los supermercados leches sin lactosa, es decir leches sin la proteína de la leche que es la que produce la reacción alérgica.

Alergia a los huevos

La mayoría de la gente que tiene alergia a los huevos es a las proteínas de la clara, pero también hay quien tiene alergia a las proteínas de la yema. Aunque puede parecer sencillo evitar este alimento, muchos preparados lo contienen en pequeñas cantidades que pueden hacer que la reacción aparezca sin que se hayan consumido como tal.

Alergia a los cacahuetes

Los cacahuetes se encuentran entre los alimentos que mayores reacciones alérgicas producen y en algunas ocasiones pueden poner en peligro la vida del afectado. Los cacahuetes no son en realidad frutos secos, aunque alguna gente cree que sí. Son legumbres de la familia de los guisantes y las lentejas. La mayoría de las personas que son alérgicas a los cacahuetes también son alérgicas a los frutos secos como almendras, nueces y anacardos.

Alergia a los medicamentos

Los antibióticos, medicamentos utilizados para tratar infecciones, son los medicamentos que mayores reacciones alérgicas producen. Pero, también hay personas alérgicas a otros medicamentos como la aspirina o el ibuprofeno. En estos casos es recomendable llevar siempre encima una placa con esta identificación para evitar tratamientos no adecuados que pongan en peligro a la persona afectada.

Alergia a las sustancias químicas

Los tintes, los productos de limpieza y los pesticidas pueden provocar reacciones alérgicas en algunas personas. Para evitarlas es mejor probarlos antes en una pequeña zona de la piel

No existe una cura real para las alergias. La única forma de controlar las alergias es reducir la exposición al alérgeno. Si esto no es posible, el médico debe recetar medicamentos antihistamínicos y corticoides inhalados o en nebulizador nasal para controlar los síntomas. ¿Has tenido alguna vez una reacción alérgica?

Foto: Jirsak

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...