Tonifica las varices

Si la sangre se estanca en las extremidades es debido a que no recibe la fuerza suficiente para iniciar su ascenso hacia el corazón, las venas se ensanchan y las válvulas que la impulsan hacia arriba no pueden realizar su función.

Caminar es beneficioso para la circulación y las varices

Si tomas pan de centeno durante el desayuno reducirás la dilatación de las venas ya que es una de las virtudes que se atribuyen al pan de centeno. Todo se debe a su aporte en rutina. Es todo un antioxidante que agiliza la circulación y refuerza las paredes de los vasos sanguíneos. La rutina actúa en estrecha colaboración con la vitamina C, razón por la que se aconseja acompañar las rebanas de pana de centeno del desayuno con naranja o kiwi.

Por otro lado, el grosellero negro, más bien el jarabe de hojas y frutos actúa como un excelente tónico venoso y un extraordinario diurético y antiinflamatorio natural. Este preparado alivia la pesadez de piernas a la vez que ayuda a aumentar la resistencia de los vasos sanguíneos y a disminuir el tamaño de las varices. Puedes tomar una cucharada tres veces al día.


También puede enriquecer el yogur con los beneficios cardiovasculares de las semillas chía se cuentan a pares. Por su riqueza en Omega 3, fibra y otros antioxidantes, este alimento tonifica las venas y favorece el retorno venoso. Si añades una cucharada al yogurt o los cereales 2-3 veces al día, también mejorarás el exceso de colesterol en sangre, el sobrepeso o el estreñimiento, varios trastornos relacionados con las varices.

Una infusión muy recomendable para las varices es la compuesta por un cóctel herbal que se obtiene cambiando ginkgo, hamamelis, castaño de Indias y rusco, ya que desinflama las venas de las piernas y atenúa las molestias producidas por las varices. Para ello, hierve, durante 2-3 minutos, dos cucharadas de la mezcla en ½ litro de agua. Deja que repose 10 más, filtra y bebe a lo largo del día.

También puede aplicarte lociones indicadas para las piernas pesadas formuladas con vid roja ya que proporcionan una agradable sensación de frescor y bienestar. Guárdala en la nevera para así aprovechar el efecto antiinflamatorio y vasoconstrictor del frío. Otro buen remedio es aplicar sobre las piernas compresas embebidas en una infusión fría de meliloto, para la cual tienes que utilizar 200 g por litro de agua.

Imagen | Juan Pedro Diez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...