Variedades de leche vegetal

La leche vegetal se obtiene a través de la trituración de semillas, a las cuales se agrega agua y algún producto que mejore el sabor de la leche y permita su conservación por más tiempo. Existe una gran variedad de leches vegetales que aportan parte de los nutrientes y propiedades de la leche de origen animal y, a más, fibra. Cada tipo de leche tiene unas ventajas que la harán más indicada para un tipo de persona u otra. ¿Cuál te conviene más?

Variedades de leche vegetal

Variedades de leche vegetal

Variedades de leche vegetal

Leche de soja: es quizás la variedad de leche vegetal más conocida. La leche de soja tiene una gran cantidad de proteínas, un 35%, que además es comparable con la proteína de origen animal en cuanto a su calidad y efectos en el organismo. Además no contiene ni lactosa, ni azúcar, ni colesterol, siendo una alternativa perfecta para personas intolerantes a la lactosa y a los diabéticos.

Leche de avellanas: se trata de un excelente complemento en la alimentación diaria. Adecuado para cualquier edad y época del año aunque su excelente relación entre calcio y fósforo la hace especialmente indicada para etapas de crecimiento. También es ideal para embarazadas por su alto contenido en ácido fólico y su riqueza en fibra, y para hipertensos por su bajo contenido en sodio.

Leche de chufa: más conocida como Horchata. Se trata de una leche muy rica en minerales, como el fósforo, calcio, magnesio y hierro. No contiene nada de sodio, ni lactosa, caseína. Está especialmente indicada para las personas con dificultades para digerir la leche, ya que porta numerosas enzimas que facilitan la digestión. Otra de las ventajas de la leche de chufa es que no contiene gluten, perfecta para los celíacos.

Leche de arroz: esta variedad de leche vegetal es recomendable tomarla en momentos de indigestión, vómitos, diarreas o postoperatorios ya que entre sus múltiples propiedades se encuentra la de regular el tránsito intestinal. El principal inconveniente de la leche de arroz es que los niveles de calcio que aporta son muy bajos, por lo que debemos compensarlo en nuestra dieta si queremos fortalecer nuestros huesos.

Leche de almendras: la cantidad de proteína la hace idónea para suplir las carencias de proteína animal en las dietas veganas Es muy rica en ácido linoleico y oleico, que ayudan a tener sistema cardiovascular sano. Tiene gran cantidad en minerales y destaca la relación entre calcio y fósforo, por lo que es un leche vegetal especialmente indicada para niños, embarazadas a ancianos.

Leche de semillas de calabaza: este tipo de leche de origen vegetal es un buen remedio en caso de parásitos y problemas de próstata. Su aporte de zinc y ácidos grasos hacen muy aconsejable para fortalecer nuestro sistema inmunitario, el sistema cardiovascular o nuestra piel.

Foto: Marina Shemesh en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...