Vitaminas para la piel, uñas y cabello

El mal aspecto de la piel, de las uñas o del cabello pueden dar idea de la falta de alguna vitamina. Como explica Consumer, la carencia de un mineral esencial, el hierro, provoca anemia ferropénica, que se relaciona con palidez de la piel, aumento de la caída del pelo y uñas delgadas y planas.

Una piel seca y escamosa denota poca hidratación y algo más. Necesita los nutrientes que alimentan a las células epiteliales para su correcta renovación y regeneración.

Las vitaminas A, C y K nutren la piel, por lo que su carencia se refleja en esta parte externa del cuerpo. El brillo y la elasticidad de la piel lo proporcionan los ácidos grasos esenciales que, a su vez y junto con sendas vitaminas, pueden ser los que falten para ayudar a tratar o a mejorar los eccemas, la psoriasis y el acné.

Para recuperar vitamina A y C nada mejor como las hortalizas y frutas de color naranja, como zanahorias, calabaza, boniatos y cítricos.  Por otro lado la fragilidad puede deberse a falta de energía y proteínas. A su vez, un aporte insuficiente y mantenido de calcio, cinc, yodo, hierro, vitamina A y C, y algunas vitaminas del grupo B se traduce en cabello y uñas frágiles, quebradizas y sin brillo.

Unas uñas delgadas y que pierden su forma convexa o se ven planas, significa que falta hierro. Por ello para corregir la falta de proteína animal de calidad: alternar en la dieta la presencia de pollo, pescados y huevo, al menos, una vez al día.

Imagen | cosasdesalud

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...