Y tu ¿cuándo te duchas?

La piel de nuestro cuerpo cambia con la edad y sus cuidados también varían. Si quieres saber como debes ducharte a cada edad no dejes de leer este artículo

ducha

Ducharnos diariamente es algo que hacemos sin pensar al llegar del trabajo o muy temprano en la mañana según los gustos de cada persona, pero una ducha además de limpiar nuestra piel, nos permite despejarnos. Sin embargo, cada vez son más frecuentes las teorías que afirman que no es bueno ducharse todos los días, sino que con lavarnos adecuadamente las zonas más sensibles sería más que suficiente. De hecho, hay quien defiende que la ducha debería acompañarse del lavado del cabello y hacerse solo dos o tres veces por semana.

Cuando nos duchamos, nos libramos de la suciedad que acumulamos durante el día que junto con el sudor producen mal olor. Para ducharnos correctamente no debemos hacerlo sólo con agua, lo ideal es hacerlo con agua y un jabón con un pH no superior al de la piel. En ese sentido, más que la cantidad de las duchas que te das, es importante la calidad de éstas. Por supuesto que todo ello también influye en las actividades físicas del día a día porque no es lo mismo tener un trabajo en el que estar siempre sentado, que uno en el que sudas a mares.

Hoy en día existe una moda que indica que no es saludable un exceso de higiene, que es suficiente para la piel con una o dos duchas a la semana, pero modas a parte una ducha diaria además de agradable y relajante es saludable para ti y para tu piel. Así que, no te dejes tentar por ellas y dúchate cuando realmente lo creas necesario. Y si te apetece todos los días, ¡sin ningún problema!

La frecuencia con que debes tomar una ducha depende de la edad, ya que la piel va cambiando a lo largo de la vida y requiere cuidados diferentes. Los bebés y los niños tienen una piel inmadura, por eso no deben bañase más de una vez al día. Los ancianos  tampoco deben sobrepasar el baño diario, pero los adolescentes pueden ducharse más de una vez al día sin que resulte perjudicial para su piel.

Consejos para ducharte de una manera correcta

  • La duración máxima de una ducha no debe sobrepasar los 5 minutos para no dañar el manto de lípidos de la piel
  • El agua no debe sobrepasar los 30º centígrados para no resecar la piel
  • No uses esponjas con fibras ásperas , basta con que enjabones la piel con suavidad.
  • Los jabones deben tener un pH de 5.5 que es el nivel alcalino adecuado para tu piel
  • La hora de la ducha es indiferente, aunque es aconsejable ducharse al final del día para eliminar de la piel el resto de suciedad y sudor acumulados.
  • El secado es fundamental para evitar las infecciones por hongos.
  • Trata de secar la piel con suavidad
  • Después de la ducha es aconsejable hidratar la piel con un aceite corporal
  • La mayoría de las veces lavas el pelo cuando te duchas, pero el pelo no es necesario lavarlo todos los días. El pelo debe lavarse con un champú específico para el tipo de pelo de cada persona (caspa, graso, seco…) dos o tres a la semana para evitar que se reseque y la pérdida de densidad.
  • Los pies deben lavarse diariamente, sobre todo en verano que usas calzado descalzo. Es muy importante secar muy bien los espacios entre los dedos y si tienes que cortar las uñas aprovecha cuando salgas de la ducha pus estarán más blandas.
  • Los codos y las rodillas son zonas que tienden a estar resecas, después de cada ducha debes hidratarlas con un buen aceite.

Características de la ducha por edades

  • Bebés

Poseen una piel muy fina, por eso el baño debe ser con agua tibia y no debe durar mucho tiempo. No es necesario bañar al bebé en cada cambio de pañal, puede hacerse con una esponja húmeda o con toallitas desechables. Hay que procurar secarlo siempre bien para evitar irritaciones e infecciones por hongos.

  • Niños

Deben ducharse diariamente para evitar posibles infecciones por suciedad o por virus existentes en los centros escolares. Su piel todavía es inmadura, por eso no es aconsejable que se duchen más de una vez al día

  • Adolescentes

Es aconsejable una ducha diaria por el aumento de la actividad de las glándulas sebáceas y de sudor.

  • Edad adulta

La higiene diaria es necesaria, pero si te duchas más de una vez al día es necesario que la segunda ducha sea sin utilizar jabones.

  • Ancianos

Durante la vejez la piel se afina y pierde elasticidad y el contenido de grasa desciende, por eso es necesario el uso de jabones suaves y una hidratación mayor después de la ducha.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...