Anorexia durante el embarazo

Tenemos una nueva alarma social en al mujer y en esta ocasión relacionado con el embarazo. Si bien hace unos años fue en EE.UU donde se comenzó hablar de pregorexia.  Un término el cual se denominan a las mujeres que cuidan la dieta incluso durante la gestación y no se permiten engordar reduciendo incluso la ingesta de calorías y un incremento del ejercicio físico. Es cierto que existe la anorexia durante el embarazo.

Por lo tanto los especialistas en la materia están alarmados puesto que, primeramente tienen un alto riesgo de sufrir un aborto y por supuesto de tener un bebé por debajo del peso.


Desde el departamento de Ginecología y Obstetricia de la Clínica Universidad de Navarra aseguran que es cierto que –si bien no en un número elevado- hay mujeres que rechazan aumentar de peso durante el embarazo.

También es verdad que muchas mujeres quedan embarazadas durante el proceso de curación de este trastorno alimenticio, algo raro puesto que la mujer anoréxica hay veces que no tiene el ciclo de ovulación, al no ser que esté en una fase avanzada de curación y dependa más del balance energético, así como del tratamiento.

El problema viene realmente cuando la mujer queda embarazada y prosigue con los problemas alimenticios.  Ya que el embarazo incluso puede agrandar el querer perder peso utilizando laxantes y provocándose el vómito.  Claro que también, hay una parte positiva dentro de estos datos, hay mujeres que aprovechan el embarazo para salir definitivamente de la anorexia. Se cuidan más porque temen que su enfermedad tenga repercusiones en el bebé.  De hecho, muchas  pacientes en vías de curación redujeron la sintomatología durante la gestación.

En cualquiera de los casos, la embarazada está controlada exhaustivamente, ya que, el aporte energético recomendado durante el embarazo es de unas 2.600 Kcal/día. Pero si la paciente no está recuperada del todo, se le evalúa una dieta que contenga el aporte suficiente para ella y el desarrollo de su bebé. Mayormente  precisan de complementos alimenticios, y en casos graves, de ingreso hospitalario.

Tampoco vamos a ser críticas con estas mujeres que incluso durante el embarazo siguen con esa enfermedad que sufren y que ni tan si quiera ellas se dan cuenta del daño que se están haciendo, ya que otras, incluso pueden terminar de curarse durante el embarazo.

De cualquier modo tienen un gran seguimiento y se puede considerar un embarazo de alto riesgo, lo cual significa que están muy controladas.

Imagen | daquellamanera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...