Cenas sanas y equilibradas en la vuelta al cole

Con la vuelta al cole muchos niños comen fuera de casa, por este motivo los padres deben organizar las cenas para que tengan éxito y para que supongan un aporte nutritivo sano y equilibrado.

Cenas sanas y equilibradas en la vuelta al cole

La vuelta al cole ya está casi finalizando, porque los niños ya llevan suficientes días tomando las rutinas y ya casi se han acostumbrado al traqueteo diario que supone levantarse antes, desayunar, ir al cole, esforzarse en la escuela y, por lo tanto, los días de vacaciones van quedando atrás. La vuelta a las rutinas, para muchos escolares, incluye comer en el colegio, por lo que las cenas toman mayor importancia para los padres que deben complementar el menú del medio día con una cena sana y equilibrada.

Para conseguir complementar el menú de la escuela debemos programar las cenas para organizarnos y saber que dar de cenar a los niños para que cada día tomen los alimentos necesarios para su crecimiento y su desarrollo. La cena, además, es uno de los momentos importantes del día para el niño, sobre todo si come en el colegio, porque es la oportunidad de estar con papá y mamá y disfrutar de una velada tranquila y muy familiar. Para que la cena tenga éxito debemos asegurarnos de que los niños no piquen antes de cenar y de que merienden temprano, para que lleguen con hambre a la cena.

Además, es importante que la cena se haga siempre sobre la misma hora, para establecer un horario y una rutina. También es importante que si mamá y papá están preparando la cena, los niños ayuden a poner la mesa, en la medida de lo posible, claro está. En lo que concierne al menú de la cena debemos estar seguros de que lo que vayamos a ofrecer al niño no lo haya comido al medido día, también debemos asegurarnos de que come verduras frescas, a ser posible enteras, sopas o purés. Una manera muy sana de comer verduras son cocidas con un poco de patata y añadir judías verdes, coliflor o col, entre otras. También se pueden hacer salteadas o asadas como acompañamiento o con bechamel.

Como acompañamiento a la verdura debemos poner la carne o el pescado, hay que elegir aquello que no haya comido al medio día. En el caso de pescados debemos asegurarnos de que no lleven espinas y podemos ofrecerles merluza, sardinas, lenguados, dorada, trucha, boquerones, etc.  Normalmente las varitas de merluza se las comen muy bien, pero suelen usarlas mucho en los colegios, por lo que si el niño come fuera, debemos intentar ofrecerle pescado o carne que no esté en el menú escolar.

Por la noche la carne se recomienda que sea magra y no abusar ya que se suele comer mucha carne al medio día. Algunos ejemplos son pechuga de pavo, filetes de lomo o de ternera, etc. Por otro lado, de pueden combinar las cenas con pizzas caseras (en la elaboración pueden participar los niños), tortillas francesas, croquetas caseras, carne rebozada en casa o pescado también con el rebozado hecho en casa, huevos frescos, etc.

Lo que recomiendan los especialistas es que evitemos por la noche darles patatas fritas, hamburguesas, nuggets, empanadillas, calamares a la romana, etc. Estos alimentos se suelen ofrecer mucho en los menús escolares y, por lo tanto, por la noche deben cenar otro tipo de alimentos más sanos y elaborados con menos fritos. El postre de la noche debe ser, en la medida de lo posible, fruta, aunque si ya ha comido durante el día también se le puede ofrecer un yogur natural que es nutritivo y muy sano. ¿Qué consejos añadiríais a las cenas de los niños? ¿Queréis compartir alguna receta familiar que le guste a vuestros niños?

Fuente | consumer.es

Foto | Michael Bentley

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...