Cómo acertar con la niñera para tu bebé

Llegado el mes de septiembre que nos plantea de nuevo la vuelta al trabajo después de las vacaciones. Una alternativa para cuidar del bebé es contratar a una niñera, una alternativa más cara, pero los cuidados son mucho más personalizados para tú bebé.

Con la llegada del mes de septiembre muchas mujeres vuelven también a la rutina del trabajo y buscan la mejor manera de contar con una buena conciliación laboral y familiar. Las alternativas son varias, aunque también depende de cada situación. Hay quien puede reducir su jornada y el tiempo que está en su puesto de trabajo deja al niño con los abuelos. Hay madres que deciden llevar a los niños a las guarderías y las hay que deciden, pagando un poco más, un servicio personalizado: las niñeras. Aunque esta última solución sea posiblemente la más cara, es bien cierto que es la mejor solución para el pequeño, sobre todo si acertamos con ella.

Por este motivo es importante que no olvides algunas pautas para elegir bien a la niñera que cuidará de tu bebé, ya que deberás confiar plenamente en ella para poder ir a trabajar tranquila. Por este motivo hay dos cosas que debes tener en cuenta: la niñera debe tener contrato y debes prepararte una buena entrevista para poder escogerla. En la entrevista es posible que ella pueda estar un poco nerviosa y por ello es posible que no puedas ver como es ella de verdad, por este motivo debes romper el hielo y conseguir darle confianza, para que se muestre tal y como es. Es importante que tenga experiencia con niños, por ello, deja que hable y que te explique que trato tiene con ellos. Así, podrás saber si realmente tiene experiencia.

Además, sería bastante aconsejable que tu pequeño esté con vosotras en la entrevista, en el caso de que ya haya nacido. Es una manera de ver cómo reacciona ante las exigencias del bebé, como le coge, como le mira y como actúa. Si la niñera te gusta, deberías pedirle el DNI para comprobar que la persona que tienes delante tiene los papeles en regla y sobre todo, no olvides que en la entrevista debes marcar las pautas y la exigencias que consideres oportunas en el cuidado de tu bebé. En una primera entrevista el hecho de estar solas con el bebé puede ser bueno paar evitar que la niñera se sienta mas nerviosa antes la fija mirada de dos personas, suele ser más íntimo si habla primero con la mamá, pero eso no queire decir que el papá no esté.

Lo que puedes hacer es plantearla una segunda entrevista, tanto a ella como al resto de candidatas que te hayan gustado y con el papá del bebé, así la decisión final recaerá sobre los dos. En la segunda entrevista, la niñera se sentirá más distendida y tranquila, por lo que podrás conocerla mejor. No olvides que la niñera debe estar contratada, para evitarte problemas. En el contrato debe estar reflejada bien cada una de las funciones y sus derechos, es decir: obligaciones, prohibiciones, funciones, horarios, vacaciones, sueldo o comidas. ¿Has tenido alguna vez alguna niñera para cuidar de tú bebé? ¿Cuál ha sido tú experiencia?

Foto | basykes en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...