Cómo soportar el calor durante el embarazo

Cuando la mujer se encuentra en la recta final de su embarazo puede ser un poco agobiante si tiene que realizar tareas cuando hace tanto calor.

Verano y el tercer trimestre del embarazo

Durante el embarazo la mujer sufre una serie de cambios físicos a los que se tiene que acostumbrar mientras dure la gestación. Es evidente que cuando se junta el embarazo en el tercer trimestre y encontrarse en pleno mes de julio o agosto cuando las temperaturas son tan altas, puede ser un poco agobiante para la mujer embarazada. Para evitar sentirse abatida y cansada por culpa del calor, os damos algunos consejos que pueden ser útiles cuando el calor aprieta.

Y es que el tercer trimestre del embarazo es un momento muy emocionante, ya que empiezas a prepararte para la llegada del bebé y te encuentras en la recta final de la gestación, pero es bien cierto que en este trimestre las piernas suelen hincharse, el peso del bebé cada vez se nota más y la opresión en la barriguita se puede notar mucho más cuando hace demasiado calor. Así pues, el primer consejo es que lleves ropa cómoda, a ser posible de algodón o lino (si es de origen orgánico mejor) que absorba la humedad  y que se adapte a ti sin presiones.

Por otro lado, debes mantenerte bien hidratada bebiendo la suficiente agua o zumos naturales y si tienes mucho calor y necesitas refrescarte hay recipientes con pulverizador que te pueden ser  muy útiles cuando no estés en casa. Estos pulverizadores te refrescan y evitan que estés constantemente buscando fuentes de agua. Otra manera de hidratarte es comer frutas frescas del verano que saciarán tu sed y a la vez te aportarán vitaminas importantes. En el caso de que se te hinchen mucho las piernas debes encontrar momentos para estar descansando con las piernas en alto y recuerda que el agua también es muy útil para las piernas hinchadas.

En la casa, cuando necesites hacer las tareas, debes organizarse bien, ya que en las horas en las que aprieta más el calor, la mujer embarazada puede sentirse muy cansada, sobre todo en la recta final del embarazo. Por ello es mejor realizar las tareas domésticas o las compras a primera hora de la mañana o bien por la noche, de esta manera tendrás un pequeño respiro del calor y te sentirás menos cansada para realizar tareas o recados.

Por último, el hecho de estar en el tercer trimestre del embarazo no te impide que realices algo de ejercicio físico, el mejor para esta época del año es la natación. De estar forma te refrescarás y te liberarás de la presión mientras estés en el agua. Eso sí, debes siempre mantener informado a tu especialista de los ejercicios físicos que realices, aunque sean en el agua. ¿Qué otros consejos añadiríais?

Foto | phalinn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...