Condenados los apellidos que empiezan por las letras finales del alfabeto

Hace unos días informamos del proyecto de ley para eliminar la prevalencia del apellido paterno. Ya en 1999 el Gobierno del Partido Popular aprobó la libre elección de las parejas sobre qué apellido deseaban que fuera primero. No obstante, en caso de duda o indiferencia, el paterno seguía siendo el primero. El Ejecutivo de Zapatero se ha propuesto cambiar también esta parte, estableciendo el orden alfabético como medida democrática cuando no exista acuerdo entre los progenitores.

¿Condenada?

Si bien la iniciativa parece loable, también existe un pequeño problema. Si el orden alfabético tiene siempre la última palabra, ¿qué sucederá con los apellidos que empiezan con R, S o Z? El Instituto de Física Interdisciplinar ha sido uno de los que ha querido dar la respuesta. Partiendo de la base de un 50% de desacuerdo (y, por tanto, de imposición alfabética), los apellidos que empiezan por las letras finales del abecedario sólo sobrevivirían unos 115 años. Así, si actualmente hay 930.000 Rodríguez, en 2125 sólo quedarían 93.000.

Esto es lo que sucedería con un apellido de los más mayoritarios de nuestro país. ¿Qué pasaría, entonces, con aquellos menos comunes? Indican sus cálculos, y por poner un ejemplo, que sólo quedarían 19 Rajoy y 260 Zapatero. Y según otro estudio, esta vez perpetuado por el economista Abel Fernández de la web Sintetia.com, un 98% de los apellidos podría desaparecer en siete generaciones. Él ha tomado la muestra entre 100 individuos de apellidos distintos, aunque no necesariamente comunes (como sí que se ha hecho en el caso del Instituto de Física Interdisciplinar).

Aunque no se aportaran datos concretos, la lógica de la desaparición es tal que ha llegado también a oídos del Gobierno. Así, el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha afirmado que el Ejecutivo está “abierto” a propuestas para buscar alternativas mejores, como por ejemplo establecer el orden a suerte. De todos modos, ha insistido que la reforma se producirá, pues la prevalencia del apellido del padre “no cabe en la Constitución”.

Foto: Luis cañizares]& Andreas Román ] en Commons.wikimedia.org.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...