El “cole” ya está de vuelta: trucos para evitar problemas

Cuando llega septiembre, llega el otoño y con él la vuelta al colegio. Si notas que tu hijo está nervioso, ponte tranquila, ten paciencia y lee los siguientes consejos para que todo salga bien

vuelta al colegio

Ya llegó septiembre y el verano ya casi nos abandonó. Y ahora lo que queda es el otoño y el invierno y con ellos la vuelta al colegio de tu hijo. A los niños igual que a los adultos también hay que motivarlos para que empiecen su rutina del colegio después de unos largos meses de vacaciones. Lo cierto es que en muchas ocasiones ellos se resisten a volver a clases, no les gusta la rutina que tienen que comenzar y comienzan a aparecer sensaciones nada gratificantes. Esos comportamientos hay que cambiarlos, pero puede ser un reto complejo.

En realidad, es más que probable que tú misma estés peleando con el síndrome post-vacacional, se te hayan acumulado las tareas de casa, no des hecho en el trabajo, y te encuentres con un montón de cosas pendientes propias de la vuelta a la rutina en todos los sentidos. Es por eso que nunca están de más algunos consejos prácticos para lidiar con esas rabietas, falta de interés, o desánimo por volver a las aulas por las que puede estar pasando tu hijo.

Cómo evitar los problemas de la vuelta al cole

Cuando llega septiembre, llega el colegio, llega un nuevo curso, nuevos profesores, nuevos libros, nuevos amigos y nuevas responsabilidades. Muchos niños puedes mostrarse ansiosos e irritables a la hora de volver al colegio. Algunos incluso pueden tener dolor de cabeza o de tripa o incluso mareos. Si quieres que no te ocurran estas cosas puedes seguir los siguientes consejos:

  • Una semana antes de que empiece el colegio, empieza a adaptar a tu hijo a los horarios del colegio, trata de adaptar sus horarios y sus comidas a los horarios que tendrá cuando empiece el colegio
  • Trata de darle ejemplo, pues los niños aprenden por imitación. Aunque tu te sientas abrumada por la vuelta al trabajo, trata de que tu hijo no se de cuenta, mostrándote alegre y motivada.
  • Procura involucrar a tus hijos en la compra del material escolar y los libros. También pueden participar en la compra de la ropa que necesite para la nueva temporada  escolar. El caso es tenerlos motivados para que acepten el nuevo curso con ilusión y alegría.
  • Unos días antes de que empiece el colegio, trata de recordarle momentos divertidos que haya pasado en el curso anterior en el colegio. También puedes llevarlo por los alrededores del colegio a pasear para que se vaya acostumbrando, puedes incluso quedar con algún amiguito y con su madre.
  • Cuando el pequeño llegue al colegio debe notar firmeza en sus padres y la despedida debe ser rápida aunque se queden llorando.
  • Procura informarle de todo lo que sepas que le puede ocurrir en el colegio, cual va ser su “profe,” cuales van a ser sus compañeros…
  • El primer día de clase el niño debe ir acompañado de sus padres, así se sentirá más seguro.
  • Procura que tu hijo desayune de forma equilibrada antes de ir al colegio. Si no desayuna o el desayuno es insuficiente, el niño se sentirá cansado y sin fuerzas para afrontar las tareas del colegio.
  • Trata de tener mucha paciencia, pues a veces tu hijo no tendrá ganas de hablar de las cosas que le ocurren en el colegio y otras veces contará todas las cosas como un loro.
  • Trata de estar en contacto frecuente con el profesor de tu hijo, pues así te enterarás de todas las cosas que ocurren, de este modo tu hijo se sentirá tranquilo si nota que sus padres están tranquilos.
  • Procura que tu hijo siga realizando alguna de las actividades que hacía durante el verano. Así s irá acostumbrando al colegio más rápidamente.
  • Pregúntale a  tu hijo si quiere apuntarse a alguna actividad extra-escolar nueva
  • Procura que tu hijo prepare la habitación para el nuevo curso, debe limpiar el escritorio para hacer sitio para los nuevos libros y para l nuevo material escolar.
  • Durante el verano cambian los horarios de acostarse y los de comer. Cuando empieza el colegio es necesario que el niño tenga horarios acorde con los horarios del colegio. Debe acostarse antes para sentirse descansado y debe comer y cenar a sus horas.

Es necesario sobre todo mucha paciencia cuando el niño se siente nervioso y excitado. Pero ten en cuenta que será solo durante los primeros días, hasta que el niño se acostumbre a la rutina.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...