Enseña a tu hijo a ser ordenado

Si quieres enseñar a tu hijo a ser ordenado este artículo te puede ayudar

thomas-and-friends-2435542_1280

Los niños son como pequeñas maquinitas que están descubriendo el mundo y aprendiendo cosas nuevas a cada rato.Y una de las cosas que tienen que aprender aunque a veces se resistan es el orden, tienen que aprender a ser ordenados.

El orden es algo fundamental en la vida de los hombres porque nos ayuda a ahorrar tiempo, espacio y favorece la planificación en la rutina de la vida diaria.

Sin embargo los niños se resisten al orden, por más que les enseñemos a recoger ellos insisten una y otra vez en el desorden porque les encanta descubrir sus juguetes, pero una vez que han jugado con ellos se aburren y se resisten a recoger. Nuestra labor es enseñarles que los juguetes y todas sus cosas personales deben guardarse en un sitio determinado para que cuando las vuelvan a necesitar sepan donde encontrarlas.

Los adultos tendemos a recoger sus cosas para que no estén tiradas por todos los rincones y ellos saben que eso es así y que la próxima vez que necesiten algo suyo lo encontrarán en su lugar porque su madre o su padre se han encargo de recogerlo y ponerlo en su lugar.

Educar a un niño es una tarea difícil y pesada y a veces es más fácil rendirse, pero un niño bien educado es un orgullo para sus padres para si mismo y para toda la sociedad que lo rodea.

La tarea de los padres es enseñarle al niño a ser ordenado para que pueda ser independiente cuando llegue a su vida adulta. Resulta mucho más cómodo recoger los objetos que el niño deja tirados, pero si esto ocurre el niño se convertirá en un pequeño tirano que cree que sus padres deben recoger todo lo que el deja tirado y con el paso del tiempo se volverá un adulto dependiente.

Es importante que el niño aprenda que el orden es algo importante para la salud de toda la familia y que cada miembro de la familia debe contribuir con su granito de arena. El orden ayuda a mantener la salud pero también la memoria porque si la casa está ordenada siempre sabremos donde encontrar las cosas, sin embargo si vivimos en un completo caos vamos a vivir con un tiempo limitado y la mayor parte del tiempo lo perderemos en buscar lo que necesitamos en ese momento.

Cuándo enseñar al niño a ser ordenado

La edad ideal para enseñar a tu hijo a recoger sus cosas y a ser ordenado es cuando ronde los dos o tres años, pues a esta edad ya son completamente autónomos y tienen desarrollada su motricidad gruesa y fina. A esta edad también son capaces de entender las razones por las cuales le pedimos que hagan las cosas.

A los dos años se aprende de manera natural y si el niño aprende que lo normal es recoger lo hará siempre, por el contrario si se acostumbra a que sus padres recojan todo lo que el va dejando tirado creerá que eso es lo normal y lo hará siempre.

Consejos que te ayudarán a conseguir que tu hijo sea ordenado

En primer lugar debes entender que los niños aprenden con el ejemplo, por eso unos padres que quieren enseñar el orden a su hijo deben vivir en un hogar ordenado para que así el niño aprenda que debe contribuir con su propio orden al orden general de la casa.

Para que tu hijo aprenda a recoger sus juguetes, su ropa, sus libros… debes proporcionarle un espacio adecuado para cada cosa y que esté a su altura para que el niño no tenga que subirse a nada para recoger o alcanzar sus cosas

Enséñale pautas para que pueda recoger con facilidad, como por ejemplo que siempre debe recoger lo que está usando antes de quitar cualquier objeto nuevo

Si se niegan a recoger las cosas hay que enseñarles que las cosas tiradas pueden romperse o perderse y que la próxima vez que las quiera ya no las va a tener o no las encontrará porque pueden estar en cualquier sitio.Nosotros podemos ayudarles a recoger pero nunca debemos hacerlo por ellos.

Cuando recojan todas sus cosas debemos alabar su conducta, aunque al principio no lo hagan del todo bien porque son muy pequeños. Lo importante es que aprendan a ser ordenados

Desde pequeños se debe involucrar a los niños en las tareas de casa siempre teniendo en cuenta su edad.

Establece rutinas, así el niño sabrá siempre lo que viene después y aprenderá que después de jugar hay que recoger los juguetes, después de comer hay que recoger la mesa y que la ropa sucia debe ir en la cesta de la ropa…

Recoger, ordenar o limpiar nunca debe ser un castigo pues el niño puede asociar estas tareas con cosas desagradables y así evitará hacerlas.

¿Qué hacer si el niño se niega a recoger?

Lo que nunca debemos hacer es recoger nosotros, porque si el niño entiende que ganó el reto volverá a repetirlo otro día. Debemos limitarnos a recordarle su obligación y a ignorar su conducta desafiante. Lo que si debes hacer es prohibirle hacer cualquier otra cosa hasta que recoja todo lo que tiene tirado. El objetivo debe ser: “Recoges o recoges” no tienes otra alternativa.

Educar es difícil y lento pero al final tiene su recompensa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...