¿Es saludable que un niño sea vegano?

Son muchos los padres que se preguntan si un niño puede ser vegano sin que su salud se vea afectada. Hoy intentamos responder a la cuestión.

vegano

Ser vegano, vegetariano y todos sus derivados está de moda. De hecho, se trata de una cultura cada vez más extendida que no solo tiene que ver con la alimentación, sino también con la forma de vestirse o de decorar la casa. Para alguien que deja de comer carnes por convicción, sería inadmisible llevar encima prendas que hayan sido fabricadas con productos de animales, así como utilizar cosméticos o productos de maquillaje que hayan sido testados en ellos. Sin embargo, hoy no quiero hablarte de la cultura vegana, sino de un problema que les sirge a muchos padres: ¿puede un niño ser vegano sin que se ponga en riesgo su salud?

Muchos especialistas prefieren no descartar el consumo de leche, aunque la alimentación no obtenga productos propiamente animales como la carne. Otros son de la idea de que lo mejor para que los pequeños crezcan sanos y fuertes es una alimentación equilibrada que incluya todo tipo de alimentos. Sin embargo, hay una corriente de expertos que aseguran que sí se hace una dieta vegana equilibrada, no habría ningún problema para la salud de los niños. Te explicamos cómo sería este tipo de dieta por si quieres ponerla en práctica en casa.

Cómo es la dieta vegana ideal para un niño

Los alimentos que formarán parte de su alimentación habitual deben cubrir sus necesidades nutricionales. Eso significa que las frutas, las verduras y las legumbres serán la base de todo, acompañadas por los cereales. Con ellos se obtiene la pirámide nutricional de vitaminas, minerales, proteínas e hidratos de carbono.

  • Frutas: incluso en los niños que no son veganos se recomienda una gran cantidad de frutas. De hecho, son los alimentos que más aporte vitamínico que le van a proporcionar. Además, hay que acostumbrarlos desde pequeños a que las consuman, para que de mayores adquieran el hábito.
  • Verduras y hortalizas: pese a que los niños suelen ser reticentes con verduras y hortalizas, hay que dárselas. Más aún si el niño lleva una alimentación vegana. De ellas obtendrán buena parte de los nutrientes, como por ejemplo el calcio que les faltará a los pequeños que no incluyen leche en su día a día.
  • Legumbres: son una de las principales fuentes de proteínas en la alimentación vegana. No solo no se puede prescindir de ellas, sino que hay que incorporarlas diariamente. Pueden ser solas, en guisados o asados, en ensaladas, o incluso como sopas o purés.
  • Cereales y semillas: todos los derivados de ellos están bien aceptados entre los veganos, y además, serán la principal fuente de hidratos de carbono para los más pequeños de la casa. Es importante elegirlos en cuanto a variedad, así como a los que mayores cantidades de fibra tengan.

Por otro lado, faltan las grasas, que se deben consumir en cantidades moderadas pero que son necesarias para el correcto funcionamiento del organismo. Lo ideal es obtenerlas de los frutos secos, algunas semillas y el aguacate. Además, el aceite de referencia para mantener una dieta vegana equilibrada es el aceite de oliva, conocido por sus múltiples propiedades.

Por último, si bien el aporte de proteínas puede tomarse por parte de las legumbres, podría ser insuficiente. En ese sentido, se puede complementar con una dieta que incluya otros alimentos que hemos mencionado anteriormente, y otros que no: semillas, cereales, frutos secos, seitán, tofu, tempeh.

Testar alimentos cárnicos es también importante

Aunque los padres prefieran que los pequeños lleven a cabo una alimentación puramente vegana, hay que tener en cuenta que el pequeño no ha pasado por las fases de los adultos. Él será la primera vez que se enfrente al mundo. Digo esto porque incluso aquellos especialistas que se decantan por una dieta vegana pura en niños, afirman que hay que exponerlos a todos esos alimentos “prohibidos” en ella, sobre todo para descartar alergias. Aunque habitualmente el pequeño no coma carne, ni pescado, ni marisco, sí que se recomienda probarlo para asegurarse de que no tiene ningún tipo de trastorno. Detectarlo de adulto puede ocasionar molestias mucho mayores e incluso problemas en el diagnóstico. En ese sentido, es importante ser un poco flexible para no arriesgar la salud del niño.

¿Tú qué opinas, crees que los pequeños pueden crecer sanos con una alimentación basada en el veganismo? ¿O eres vegana pero prefieres que tu hijo lo decida por sí mismo cuando sea mayor?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...