Mi hijo tiene piojos ¿qué puedo hacer?

Es normal que los niños padezcan piojos en algún momento de su infancia. Si quieres saber que hacer cuando ocurra no dejes de leer este artículo

piojos

Los niños pueden tener piojos en algún momento de su infancia. Es muy normal que se infesten en el colegio, pues los niños que tienen piojos se los contagian a los demás compañeros. Los piojos pueden infestar a cualquier persona de cualquier clase social y no están asociados con la falta de higiene como se suele pensar. En realidad, hoy queremos desmitificar este hecho y darte algunos consejos para tratar con estos parásitos que seguramente te serán útiles si tienes niños pequeños en casa.

Los piojos son insectos parásitos de menos de 2 cm de longitud que viven en el pelo de la cabeza humana. La hembra del piojo tarda unas dos semanas en hacerse adulta y puede llegar a poner hasta ocho huevos al día. Los huevos de los piojos se llaman liendres. Precisamente las liendres son las más complejas de eliminar y pueden llegar, si no se las observa con cautela, a ser confundidas con la caspa. A continuación te explicamos cómo distinguirlas para ponerle fin a la infestación.

Los piojos se alimentan de la sangre humana, pero no es la picadura la que causa el escozor sino la saliva del piojo. Las liendres se adhieren al pelo mediante una sustancia pegajosa. Las liendres se transforman en ninfas y cuando son adultas se convierten en piojos. La mayoría de las personas que tienen piojos no manifiestan síntomas al principio, hasta que empieza a crecer la cantidad de piojos  y  se comienza  a sentir un picor agudo sobre todo por las noches. Incluso pueden aparecer eczemas debido al rascado.

Los piojos y la higiene

La infestación de piojos es muy frecuente en la edad infantil. Pueden manifestarse en cualquier época del año, pero son muy frecuentes en primavera. Los piojos no pueden saltar ni volar, pero se contagian rápidamente de cabeza a cabeza. En algunas ocasiones también pueden transmitirse por el uso de peines, gorros o bufandas contagiados o al dormir en la misma ropa de cama… Los niños que tienen piojos pueden volver al colegio al siguiente día de haber comenzado el tratamiento sin tener el riesgo de contagiar a los compañeros.

Los animales de compañía no transmiten los piojos, sólo se transmiten de humano a humano o por estar en contacto con un peine, un gorro o algún objeto contaminado. Una infestación de piojos no tiene nada que ver con la higiene, pues los piojos van a todas las cabezas, aunque existen personas más propensas a contagiarse. Los piojos no provocan enfermedades pero si molestias, pues mediante el rascado pueden provocarse pequeñas heridas.

Sabremos que nuestro hijo tiene piojos si comienza a rascarse la cabeza. Una zona donde pueden observarse muy bien es en la nuca o detrás de las orejas. Muchas personas confunden las liendres con caspa pero las liendres están como pegadas y la caspa no.

Pasos a seguir si tu hijo tiene piojos

  • Cuando descubras que tu hijo tiene piojos, debes ir rápidamente a la farmacia y comprar un producto específico para combatir los piojos. El tratamiento indicado debe secarse al aire libre, nunca con secador que puede anular el efecto del producto.
  • Una vez aplicado el tratamiento debes lavar la ropa de tu hijo, tanto personal como toallas o sabanas n un programa de lavado con agua a temperatura de 60º. También debes revisar sus juguetes y sus peluches y si alguno no puede lavarse mételo en una bolsa cerrada de plástico durante dos semanas.
  • Una vez aplicado el tratamiento, debes revisar la cabeza de tu hijo utilizando una lendrera cada dos o tres días, pues así puedes eliminar las liendres y evitar que se conviertan en piojos.
  • El contagio de piojos es más difícil en el pelo corto, pero si tu hija tiene el pelo largo, una forma de evitar l contagio es recogiéndole el pelo en trenzas.

No es aconsejable aplicar el tratamiento de piojos como prevención, el tratamiento solo es útil cuando ya existen los piojos. De todos modos, algo que puedes hacer y que si resulta eficaz contra las infestacciones es echarle colonia en el pelo a tu hijo. También existen nuevos productos en las farmacias que resultan adecuados para este fin. En todo caso, no entres en pánico y consulta con el pediatra si tienes dudas acerca de su utilización.

Foto: © studiogrand

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...