Consejos para superar el miedo al parto

Si estás embarazada y tienen un miedo profundo al parto, no dejes de leer este artículo

Miedo al parto

Es muy común tener miedo al parto y no solo en las mujeres que están embarazadas. El nacimiento del bebé puede generar miedo aunque el hecho de querer ser mamá te llene de ilusión. Este miedo en la antigüedad tenía sus razones pues muchas mujeres se morían en el parto, pro hoy en día la medicina ha avanzado mucho en este campo y la llegada de la anestesia epidural reduce el malestar físico.

El temor al parto hace que muchas mujeres eviten quedarse embarazadas e incluso algunas en caso de miedo extremo ponen fin a su embarazo con tal de no tener que enfrentarse al parto. Tener miedo es una respuesta del organismo frente a una situación peligrosa o amenazante aunque a veces el peligro no es real y solo se encuentra en nuestra mente. Existen varios temores con relación al parto:

  • Miedo al dolor
  • Miedo a lo desconocido
  • Miedo a que surjan complicaciones
  • Miedo a que el bebé no nazca sano
  • Miedo a no star a la altura de las circunstancias

Es natural tener miedo a lo desconocido sobre todo si eres primeriza, pro cuando el miedo se convierte en pánico se convierte en tocofobia que es el nombre que recibe el miedo patológico al parto. Este miedo no se puede controlar y necesita tratamiento médico. Este miedo irracional se denomina tocofobia primaria si la mujer es primeriza y se llama tocofobia secundaria cuando la mujer ya ha tenido más partos

Tocofobia primaria

  • Puede darse cuando existen traumas infantiles o abusos sexuales
  • También puede darse si existe una depresión previa al embarazo
  • En muchas ocasiones puede darse sin que existe un motivo que la origine

Las mujeres que padecen este miedo tienen una obsesión desmedida por los métodos anticonceptivos pues quieren evitar un embarazo. Si llegan a quedarse embarazadas pueden exigir una cesárea aunque no sea necesaria por miedo al parto.

Tocofobia secundaria

Esta tocofobia aparece después de haber tenido un parto difícil y se origina por una mala experiencia previa. Las mujeres que sufren miedo al parto padecen vómitos más frecuentes que en un embarazo normal, posiblemente por el desapego que existe entre la embarazada y el feto. Es normal sentir miedo ante lo desconocido pero no te preocupes pues todos tus temores se olvidarán cuando tengas tu bebé en brazos, pero los temores se vencen hablando de ellos por eso hoy vamos a hablar de todo lo que ocurre cuando el parto está por llegar:

  1. Si vas al hospital para tener a tu bebé y todavía no ha llegado la hora, ponte tranquila, en el hospital te indicarán cuando tienes que volver. Si te encuentras mal acude de nuevo al hospital sin miedo, allí te ayudarán a liberar todos tus miedos
  2. Tranquila, el parto siempre se anuncia y normalmente tendrás tiempo de sobra de llegar al hospital. Desde que aparecen las primeras contracciones hasta el momento del parto pueden pasar unas 12 horas
  3. En la sala de partos suele estar el ginecólogo y la matrona, las enfermeras y el anestesista. Si las circunstancias no lo impiden, también puede estar el padre.
  4. Cada mujer soporta el dolor de manera diferente, hay algunas que tienen dolor desde la primera contracción y otras en cambio dan a luz casi sin enterarse
  5. La anestesia epidural se aplica cuando el cuello del útero ha dilatado unos 2 o 3 centímetros. Tarda unos 15 o 20 minutos en hacer efecto y sólo la ponen si has firmado antes un consentimiento.
  6. Tranquila, que tu bebé no llore al nacer no significa que no esté respirando, sino que algunos niños son más tranquilos y se adaptan mejor, mientras que otros que son más inquietos, lloran de una forma desconsolada.
  7. La episotomía es una incisión que se aplica durante el parto para evitar posibles desgarros vaginales. Se realiza con anestesia local, aunque no s necesaria si ya te han puesto la epidural-

Consejos para vencer el miedo al parto

  • Pregunta todas las dudas que tengas a tu médico o matrona, ellos pueden ayudarte
  • Si estas embarazada asiste a las clases de preparación al parto y te darás cuenta de que es un proceso que si todo sale bien no necesita de ayuda médica.
  • En los cursos de preparación al parto, aprenderás a relajarte y a respirar
  • Habla con tu matrona y cuéntale todas las dudas que te invaden, ella puede ayudarte a superarlas
  • Cada mujer y cada embarazo son distintos, por eso no es conveniente que escuches historias de partos difíciles
  • Busca el apoyo de tu pareja, pues el padre tiene un papel importante en el embarazo
  • Si el miedo al parto es constante y no te deja descansar ni dormir, coméntaselo a tu médico pues él es la persona idónea para ayudarte o para recomendarte un especialista que pueda hacerlo
  • Date una vuelta por el area de obstetricia y maternidad del hospital para que conozcas el entorno y al personal, para que el día del parto todo te sea conocido.

Y recuerda, todos tus miedos desaparecen cuando tengas a tu bebé en brazos. ¡Animo!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...