Mírame, siénteme: el libro que resalta la importancia del apego entre padres e hijos

En Mírame, siénteme se explican las estrategias para la reparación del apego en niños mediante EMDR.

Mírame, siénteme: el libro que resalta la importancia del apego entre padres e hijos

Las largas jornadas de trabajo y la poca flexibilidad dificultan la conciliación entre la vida familiar y laboral en España. Los datos muestran que sólo uno de cada nueve trabajadores tiene flexibilidad horaria en su trabajo. Si tienes un hijo, los permisos de maternidad y paternidad son por un periodo de tiempo muy corto en nuestro país. En el caso de la madre, el permiso de maternidad con carácter general dura hasta las dieciséis semanas. Para el padre, el permiso de paternidad es de cuatro semanas (se amplió de dos a cuatro semanas en enero de este año). Como consecuencia, los padres no pasan el tiempo que quisieran y debieran con sus hijos y esto afecta profundamente a ambas partes, pero especialmente a los más pequeños.

En la conciliación de la vida familiar y laboral, España tiene mucho que aprender de otros países de Europa. En Suecia, país que destaca en materia de conciliación de la familia y el trabajo, el permiso de maternidad y paternidad tiene la misma duración: 480 días. De ellos, la madre puede compartir 60 con el padre y este puede también compartir 60 con la madre. En Noruega, el permiso de maternidad puede ser de 322 (en el caso de percibir el cien por cien del salario) o 392 días (si se desea recibir el ochenta por ciento del sueldo). El permiso de paternidad en este país nórdico es de 70 días. En Finlandia, la madre disfruta de 105 días más otros 158 compartidos con el padre. El progenitor tiene 18 días más 158 compartidos con la madre.

Unido a esto, la repleta agenda de los niños cargada de actividades, desde que amanece hasta que se pone el sol, convierte en pocos y únicos los momentos que padres, madres e hijos pueden compartir. En muchos casos, los niños solo ven a sus progenitores durante la semana en el desayuno y en la cena. Pasando tan poco tiempo juntos la construcción de relaciones y vínculos paternofiliales se hace realmente difícil. ¿Cómo se pueden establecer algún nexo si no hay tiempo para ello?

Mírame, siénteme: la importancia del apego

Mírame, siénteme es un libro que llama la atención, precisamente, sobre la relevancia del apego, del tipo de relación que los padres establecen con sus hijos. En la obra se explica que esto no es solo importante para facilitar el desarrollo de los niños, sino también porque el apego es la mejor herramienta para solucionar los problemas y las crisis del niño. Además, se convierte en un elemento de vital importancia en la recuperación de los chicos cuando por una determinada circunstancia pierden el equilibrio y necesitan ayuda psicoterapéutica.

En el libro, cada capítulo comienza con un pequeño relato en el que se narra y describe el desarrollo de Eneko, desde su gestación hasta los siete años. A través del protagonista se presenta la oportunidad de descubrir cómo se alcanza y conquista un apego seguro. A lo largo de toda la obra se explican los fundamentos y evidencias del apego, así como la relevancia de las primera relaciones interpersonales para llegar a ser quienes somos.

Los padres y las madres quieren lo mejor para sus hijos, pero a veces no se dan cuenta que lo mejor para ellos es simplemente poder dedicarle tiempo. Los niños necesitan ser escuchados, tener confianza en sus progenitores para poder contarles lo que les pasa. La infancia es una etapa muy importante en el desarrollo de la personalidad, por ello tener un vínculo importante con los padres es fundamental. La adolescencia es un periodo lleno de cambios, pero si los jóvenes confían en sus progenitores le contarán sus problemas y estos podrán ayudarlos en todo lo que sea necesario.

En Mírame, siénteme también hay casos clínicos que muestran, a modo de ejemplo, cómo la relación entre padres e hijos se convierte en un instrumento terapéutico muy importante y cómo las habilidades del psicoterapeuta pueden ayudar a fortalecer y reparar esta relación, lo que propicia el cambio y la recuperación del niño o el joven. Las intervenciones del terapeuta se realizan desde la perspectiva de la terapia EMDR. Esta terapia, en la que se tratan las dificultades emocionales causadas por experiencias difíciles en la vida del sujeto, desbloquea la información que se encuentra “atrapada en el tiempo” mediante la desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares. Mírame, siénteme señala como EMDR potencia la intervención y ayuda a fortalecer el vínculo, así como a reparar y regular el apego.

Cristina Cortés, psicóloga terapeuta infanto-juvenil especializada en psicotraumatología y desarrollo neurofuncional y sensoriomotriz, es la autora de este libro. Mírame, siénteme cuenta con el prólogo de Stephen W. Porges, profesor emérito de psiquiatría en la Universidad de Illinois y profesor emérito de desarrollo humano en la Universidad de Maryland.

Si tienes hijos y quieres conocer como se alcanza y conquista un apego seguro no dudes en comprar el libro Mírame, siénteme de Cristina Cortés.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...