No hay un manual para el instinto maternal

Ni las madres somos perfectas, ni nacemos con el conocido instinto maternal. Simplemente somos mujeres que en un punto del camino decidimos ser madres y eso si es algo natural.

instinto maternal

Incluso antes de ser madre ya había oído hablar de la famosa coletilla de ‘instinto maternal’. Cuando no tienes muchos conocimientos piensas que es como un don, un ‘no se qué’ divino que tiene que llegarte un día, y el día que llega eres la madre perfecta. Pues no. Eso de escuchar a algunas mujeres decir ‘he nacido para ser madre’ no es del todo cierto, más bien decidimos ser madres en un momento de nuestra vida, y no es una tarea fácil porque no viene con un manual debajo del brazo.

Porque puede suceder que aún queriendo ser madres es posible que no sientas esa atracción inmediata hacia el bebé. Infinidad de factores pueden dar lugar a no verte como madre. Un mal embarazo, un parto interminable que finalmente culminó con una cesárea …. Muchísimos factores pueden intervenir para descubras que eso del instinto maternal no es un don. No te sientas culpable, ni presionada, ni por supuesto una mala madre. Recuerda que por muy bien que todo estuviera planeado durante el embarazo, siempre nos falta esa guía personal para después de dar a luz.


A medida que pasan los días pondrán en práctica todo lo que tenías planeado para tu hijo. Siempre –esto es un hecho demostrado- pensaremos en nuestra infancia y dependiendo como fuera así intentaremos hacer nosotras. Es decir nuestras propias experiencias influirán mucho a la hora de pensar en el tipo de madre que queremos ser. Protectoras, liberales, estrictas, permisivas …. Lo mejor es estos casos dejarte llevar no por ese instinto maternal, por el vínculo que te une de por vida a ti y al recién nacido.

Lo más importante es que jamás una mujer debe sentirse culpable si a la hora de dar a luz ve que esos lazos no se estrechan rápidamente. Porque la realidad es que ese vínculo  poco a poco va naciendo a medida que el bebé va creciendo. La maternidad es un proceso de cambio, experiencia y sobre todo te ayuda a madurar como mujer.

Imagen | victorsmaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...