Trucos para que los niños aprendan a comer correctamente

Las discusiones con los niños pueden ser constantes en muchas familias. Si quieres que tu niño coma de forma adecuada, sigue leyendo este artículo.

Consejos para que los niños coman bien

Cuando llega la hora de la comida en algunas casas con niños se libra una batalla campal entre padres y niños para que coman alimentos saludables. Los niños se niegan a comer y cierran la boca y los padres insisten para que coman. Al final nadie gana la batalla, pues el niño se niega a comer y los padres se sienten sin fuerzas para seguir luchando con ese “enemigo” tan testarudo.

Es difícil saber como afrontar esta situación y más cuando se convierte en una lucha constante entre padres e hijos como sucede en muchas ocasiones. Lo más importante es tratar de tener paciencia con los niños y resolver este problema poco a poco. Si la situación no se resuelve puede que haya que recurrir a la ayuda de personal especializado.

Consejos para que los niños aprendan a comer

Si quieres que tu hijo aprenda a comer de todo y no le ponga ascos a la comida, los siguientes consejos pueden serte muy útiles.

  • Predica con el ejemplo: como padre debes dar ejemplo y si quieres que tu hijo coma de todo tú debes ser su mejor ejemplo pues los niños suelen hacer las cosas por imitación, por eso si te ven comer verduras, pescado, carne, frutas… ellos también las aceptarán sin ningún problema.
  • Cocina con tus hijos: procura que tus hijos te acompañen al supermercado para que puedan involucrarse en la compra de los alimentos. De vuelta para casa puedes hablar con ellos sobre los platos que se pueden elaborar con las compras realizadas.
  • Elabora platos divertidos: si los platos que presentas en la mesa tienen una apariencia divertida, tus hijos los comerán con más facilidad. Para hacer los platos más atractivos para los niños puedes darle forma de animales o cosas a la comida, pero también puedes colocar manteles individuales de distintos colores y servilletas de colores o con formas divertidas.
  • Las comidas deben ser en familia: los niños aprenden a base de imitar a los demás por lo que es importante que comas con ellos y que tus hijos se den cuenta de que sus padres comen de todo tipo de alimentos y sobre todo que sepan que los alimentos que se ponen en la mesa son sanos y sabrosos. Muchos niños comen mejor en el comedor del colegio porque imitan a los demás niños.
  • Pon poca comida en el plato: si pones poca comida en el plato y a tu hijo le gusta la comida, seguro que querrá repetir, es entonces cuando debes aprovechar para alabar su actitud y hacer que se sienta seguro.
  • No lo obligues a comer si está cansado: está probado que los niños cuando están cansados y tienen sueño no tienen apetito, aunque seguro que tú puedes conocer una excepción a esta regla. Procura que tu hijo esté descansado a la hora de comer o cenar y si ves que está cansado y con sueño no lo fuerces pues el cansancio os ganará la batalla a los dos.
  • Procura que la hora de la comida sea divertida: el buen humor da apetito y el malo lo quita, por eso debes procurar que tu hijo se sienta contento a la hora de la comida, para ello puedes jugar con él al juego de abrir la boca para que entre el tren o al truco del avión con la cuchara.
  • Mezcla los alimentos: combina los alimentos que no le gustan con otros que si le gustan. Procura hacer tortilla con verduras como espinacas o añádele salsa de tomate a las judías para que resulten más apetecibles para tu hijo.
  • Sustituye unos alimentos por otros: no es necesario que tu hijo coma de todo, solo tiene que comer del mismo grupo de alimentos, por ejemplo, si no le gustan las lentejas sustitúyelas por arroz y si no le gustan las espinacas el brócoli puede ser una buena opción.
  • No castigues a tu hijo con la misma comida varios días: si tu hijo no quieres comerse las lentejas, no lo fuerces a comerlas en la noche o al día siguiente. No es bueno obligar al niño a consumir alimentos que no quiere, lo mejor es armarse de paciencia y esperar a que él tome la iniciativa y quiera probar lo que no conoce.
  • No premies a tu hijo con comida: no es bueno que acostumbres a tu hijo a darle un helado si se come la comida, lo mejor es que lo alabes y lo hagas sentirse bien consigo mismo diciendo:”que bien, te lo has comido todo” o “estamos orgullosos de ti”.
  • Evita los móviles y la tele: procura que tu hijo no tenga distracciones a la hora de comer, es mejor que no pongas la tele ni estés mirando al móvil. A la hora de comer hay que hacer eso: “comer”.

Llevando a cabo estos consejos las discusiones con tus hijos a la hora de la comida desaparecerán y la familia disfrutará más de este momento.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...