Y tu hijo ¿qué merienda?

Si quieres que tu hijo meriende sano no puedes perderte este artículo

peach-41169_1280

Elaborar la merienda de los niños es muy fácil siguiendo los consejos de la televisión y comprando las ofertas de los supermercados, pero ¿realmente es lo mejor que puedes ofrecerle de merienda a tu hijo?

Los niños en la tarde suelen tener mucha hambre y un tentempié como la merienda le ayudará a tener energía hasta que llegue la hora de la cena.

Consejos para una merienda saludable

En primer lugar debes pensar que la merienda además de sana debe ser variada porque si es muy sana pero tu hijo se aburre de comer siempre lo mismo y no come la merienda no habrás conseguido nada.

En segundo lugar debes pensar que la mejor bebida para la merienda es el agua, olvídate de los zumos y de los lácteos azucarados que añaden un montón de azúcar. Si en algún momento por comodidad pones un zumo en la merienda de tu hijo fíjate bien que sea zumo y no néctar porque contiene todavía más azúcar.

En tercer lugar recuerda que tu hijo debe comer fruta diariamente y la merienda es un buen momento. Puedes preparar brochetas de frutas alternadas con queso fresco o triturar la fruta con un yogur y congelarla para dársela a tu hijo en forma de helado.

Si tu hijo tiene más de cuatro años, los frutos secos también son una buena opción.

Cuando están en temporada las fresas y las cerezas son una buena opción

Los plátanos son muy fáciles de comer y aunque tienen un montón de calorías también son un aporte de potasio, hierro, ácido fólico y vitamina B12

En cuarto lugar debes tener cuidado con los yogures, porque los yogures de frutas contienen tres cucharadas de azúcar.

En quinto lugar piensa que la repostería casera es una buena opción porque puedes añadir menos azúcar y en vez de mantequilla aceite de oliva. Si dejas que tus hijos participen en la elaboración todavía será más divertido.

En sexto lugar recuerda que el bocadillo de toda la vida es una muy buena opción, pero es mejor que el pan sea del de toda la vida e integral. Puedes elaborar un bocadillo cada tarde con un relleno diferente: jamón serrano, pechuga de pavo o jamón cocido, atún con aceitunas, con chocolate, con salmón ahumado…

El  bocadillo de chorizo , salchichón, nocilla, fuet… si son de vez en cuando no pasa nada, pero no para todos los días.

Y tu hijo ¿qué merienda?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...