Pequeños trucos en la limpieza del hogar

Si tienes en tu hogar las llamadas lámparas de lágrimas o de araña que cuelgan del techo y quieres que luzcan de lo más bonitas y limpias, toma nota de esta truco, llena un cuenco con 750 cl de agua y 250 cl de alcohol de 96º y sumerge en esta solución las lágrimas o partes que puedan retirarse de la estructura. Para la parte de la lámpara que no es posible desmontar, humedece en la mezcla un paño de algodón y frota suavemente cada piza, verás cómo brilla y qué luz da.

Zapatos que destiñen. Cuando el interior de tus zapatos manchen o destiñan tus pies, las medias o los calcetines, utiliza este sencillo remedio: por la noche rocía abundantemente el interior del zapato con laca para el pelo. No volverás a ver una mancha nunca más.


Terrazo con manchas. Si los suelos de terrazo tienen manchas oscuras que no sabes cómo eliminar, prueba a hacerlo frotando con una esponja dura empapada en vinagre caliente; aclara con agua fría y, cuando se haya secado, pasa por toda la superficie una mezcla de aceite de linaza y aguarrás a partes iguales y verás qué brillo.

Quemadores limpios. Para que los quemadores de tu cocina queden relucientes, sácalos de su sitio y, encima de una bayeta, rocíalos con espuma para limpiar el horno de forma que se eliminen todas las incrustaciones de grasa. Deja que actúe y, después ponlos en remojo durante toda la noche con vinagre, después aclara y listos y relucientes.

Si eres de los que a tres por dos se te desenroscan los pequeños tornillos de las gafas y tienes que apretarlos. Para fijarlos de una vez por todas, atorníllalos y, después aplica una gotita de laca de uñas transparente en cada uno de los lados del tornillo. Verás como no se volverán a mover nunca.

Imagen | decorablog

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...