Pocas mujeres ascienden a los puestos de control y mando en España

Pese a los esfuerzos de las mujeres por prepararse, reina en el país la desigualdad en el terreno laboral. La situación se vive en otras naciones como Nueva Zelanda, donde abundan las denuncias al respecto.

Pocas mujeres ascienden a los puestos de control y mando en España

En aras de alcanzar igualdad de condiciones en el terreno laboral y otros ámbitos de la sociedad, la mujer española se esfuerza por estudiar y profesionalizarse. Aun así, como un efecto inverso, entre más preparadas están, más les cuesta conseguir empleo y ascender a los puestos de control y mando, por lo que se continúa hablando de la existencia de una “brecha de género” o “techo de cristal”, término que se utiliza para describir el fenómeno de estancamiento de las féminas en la estructura organizacional, muy a pesar de su experiencia y formación.

El cambio cultural es más lento de lo esperado, según concluyó el informe Gender Gap del Foro Económico Mundial. El informe de 2016, arrojó que aunque el 60% de los licenciados son mujeres, su presencia en los cargos de legislación o toma de decisiones se reduce al 14%, con lo cual se ralentizan las oportunidades y la participación de la mujer en la economía.

Los hombres suben, ellas bajan

Las mujeres se enfrentan a las constantes trabas para acceder y ascender en las empresas, y los pagos son inferiores al de los hombres hasta en un 23,50%, según cifras del Foro Económico Mundial, el Consejo Económico y Social adscrito al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, y el Instituto Nacional de Estadísticas.

De 144 países analizados por el Foro Económico Mundial en el 2016, 74 registran caídas en los índices de igualdad, entre ellos España, que ocupa la posición número 29 en este punto, y la 64 en relación a las naciones con mujeres que tienen cargos de liderazgo.

Brechas salariales

Como se ha reseñado, la evidente brecha no se limita a la contratación, sino que se extiende a los pagos y otros beneficios salariales. Según datos de la Unión General de Trabajadores de España (UGT), las mujeres devengan 5.982 euros menos que los hombres en el sueldo bruto, 916 € menos en pagas extraordinarios y 50 € menos en valor en especie. Céntimos más céntimos menos, esto equivale a 23,50% menos de lo que reciben los hombres por el desempeño de la misma función. En el sector servicios esta diferencia salarial se acentúa por tratarse de una población no cualificada, y llega al 31,36%.

Las mujeres mayores de 55 años también se ven afectadas y cobran 27, 25% menos que los hombres por ejercer los diferentes oficios. Para mayor estocada, su pensión es 37% menos que la de ellos.

Tanto el Foro Económico Mundial como el INE reflejan un aumento de la velocidad en la que los hombres se introducen en el mundo laboral, no sólo en puestos de alta gerencia, sino en aquellos que anteriormente eran ejercidos por una mayoría femenina, como son la educación, el cuidado de niños y la enfermería ¿Lo hacen mejor que ellas? Quizás no, inclusive dedican menos horas y esfuerzos, pero se les confían estos empleos por el simple hecho de ser hombres, otra muestra de que existen marcadas diferencias de sexo en el país europeo.

Tan notoria ha sido la situación, que hasta un nombre se le ha dado: escalera de mecánica de cristal, y se usa para definir la rapidez con la que los hombres crecen en puestos de control y mando. Se vive en España y en otras naciones como Nueva Zelanda, donde las denuncias al respecto se vienen haciendo desde hace años.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...