¿Ser graciosa te convierte en más influyente en la oficina?

¿Está relacionado el buen humor con el éxito laboral? Hoy analizamos cómo ser graciosa y más influyente en el trabajo.

graciosa oficina

El humor es uno de los elementos más usados en la comunicación humana y puede llegar a tener un impacto profundo dentro de grupos de trabajo, tanto de forma positiva como negativa. Muchos expertos mencionan que el humor puede servir para reducir el estrés, mejorar el liderazgo, la creatividad y la comunicación. Pero… ¿Puede convertirse en tu mejor herramienta para ascender en el trabajo si eres mujer? ¿Ser graciosa puede ayudarte a ser más influyente en la oficina? ¿Cuál es la mejor forma de usar el humor?

Vamos a analizar varios aspectos importantes de la utilización del humor femenino en el trabajo que responderán a estas preguntas. Desde luego, seguro que en tu oficina habrá un gracioso de turno al que no le va demasiado bien. Pero seguro que también te has encontrado alguna vez en tu vida laboral con alguien con un gran sentido del humor y bienhumorado que sí ha triunfado.

El humor femenino en la oficina

A pesar de que vivimos en una sociedad cada vez menos machista, todavía se piensa que el humor y la gracia, es algo propio del género masculino. Se suele pensar que los hombres son los que suelen lanzar más bromas y las mujeres se limitan a reírse de ellas. No obstante hay que advertir que los roles sociales han cambiado muchísimo en los últimos años y que el humor es cada vez más utilizado por ambos géneros. Aunque las mujeres lo usan de forma muy diferente. Mientras que el hombre, frecuentemente, utiliza un humor negativo, la mujer lo utiliza para establecer una relación más cercana con sus compañeros y jefes de forma mucho más positiva. ¡Veamos en que consiste esta diferencia!

Según algunos estudios importantes, los hombres utilizan el humor para destacar y humillar a sus compañeros. Las mujeres lo utilizan como herramienta para acercarse a los demás de manera cordial. Y esto es algo que puede ser positivo tanto para ellas como para el ambiente de trabajo. La producción de este tipo de humor que suelen desarrollar las mujeres se asocia a características deseables y positivas para la oficina o cualquier otro entorno laboral. Se encuentra relacionado con habilidades efectivas de liderazgo, competencia e influencia. Algo que podemos constatar con el estudio de Harvard School y de Wharton School en la Universidad de Pennsylvania, que han llegado a la conclusión que la capacidad para ser gracioso de forma positiva puede ayudar a potenciar el respeto, el poder, la admiración e influencia en el trabajo.

Humor negativo Vs Humor positivo

El humor positivo puede identificarse como el tipo de humor que se realiza creando afirmaciones ingeniosas en momentos oportunos para aliviar la tensión. A este tipo de humor se le relaciona con conceptos también positivos como pueden ser la franqueza, alegría, autoestima, optimismo, bienestar psicológico….etc. Elementos que pueden ser muy positivos para cualquier entorno de trabajo, tanto para la persona que lo realiza como para las personas que escuchan la broma. Pero tal como afirman los expertos, el humor puede convertirse en algo negativo, si se utiliza sin sentido y solo para intentar ser el centro de atención.

Es decir, el humor negativo es aquel que se realiza en pro del egocentrismo, de la manipulación, y sirve para aliviar el narcisismo personal. Este tipo de humor se relaciona, normalmente, con el humor agresivo que emplea el sarcasmo o la burla. Utilizado, principalmente, para criticar y manipular a los demás. Por ello podemos decir que mientras el humor positivo aporta valor y se realiza para conseguir un objetivo común, el negativo se suele usar siempre para la descalificación de alguien y no ayuda a conseguir relaciones laborales sanas.
Realmente puede decirse que el humor negativo tiene un efecto tóxico que puede ser muy perjudicial para cualquier tipo de ambiente laboral a largo plazo. Concretamente se puede afirmar que mientras el humor de los hombres, por lo general, crean ambientes de trabajo menos eficaces, el humor positivo que suelen emplear las mujeres ayuda a fortalecer colaboraciones exitosas.

Como conseguir utilizar el humor positivo

Generalmente, los profesionales más preparados y seguros son los que más suelen utilizar el humor en su puesto de trabajo. Nadie puede negar que tener habilidades para manejar el humor pueda llevarte a tener más visibilidad e influencia en el trabajo pero también puede convertirse en un arma de doble filo. No basta con ser graciosa para tener más posibilidades de ascenso o ser más influyente. El humor hay que manejarlo con inteligencia si se quieren obtener verdaderos resultados.

Un exceso de humor, sin sentido, puede causar el efecto contrario. Lanzar gracias de forma desmedida e incoherente, puede sepultar tu influencia para siempre en el trabajo y terminar teniendo a más de un enemigo. Por ello se debe estar muy segura de saber cómo manejar el humor, antes de empezar a usarlo. El humor debe utilizarse de forma natural y espontánea, teniendo presente su justa medida. Puede ser la mejor arma para los momentos de mayor tensión en el trabajo, siempre que se usen bromas sanas y oportunas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...