Si trabajas desde casa no te distraigas

Trabajar desde casa es un sueño que muchas mujeres desearían porque así podrían conciliar vida familiar, niños y hogar. Sin embargo es un arma de doble filo, ya que las distracciones se multiplican.

Se puede trabajar desde casa marcándote una rutina
Trabajar desde casa tiene sus beneficios sobre todo si hablamos de flexibilidad de horarios, sin tener a nadie encima que te pueda poner nerviosa o simplemente y una de las grandes ventajas es poder compatibilizar el tiempo con tu familia. Sin embargo ¿es fácil trabajar desde casa sin distraerse más de la cuenta?

No todo es tan fácil como pueda suponer en un principio montar la oficina en casa. Ya que si no tienes responsabilidad y te marcas unas tareas o incluso horarios puedes perder mucho el tiempo en distracciones por aquello de que ‘tengo todo el tiempo del mundo’.


Sin embargo hay una serie de puntos que las mujeres tenemos que tener en cuenta a la hora de trabajar desde casa. Hacer la casa, cocinar, planchar, los niños, el cole y hacer gestiones varios o ir a la tienda son tareas diarias que también hay que hacerlas. Por lo tanto si realmente no tienes un horario de trabajo y haces el resto por prioridades al final andarás peor que si sales a trabajar fuera con unos horarios concretos.

Por lo tanto ante todo, planifica un horario laboral en la medida de lo posible con el resto de las tareas del hogar. Sea el horario que adoptes que sea siempre el mismo, intenta que sea durante un periodo en el cual estés más tranquila y así sacarás las tareas con el máximo de concentración.

Evidentemente hay que evitar las distracciones, no pienses en lo que tienes que comprar, en si ha terminado la lavadora o lo que pondrás de cena por la noche. Simplemente céntrate en la tarea laboral, porque si por ejemplo es un proyecto importante no te saldrá bien o tardarás mucho tiempo en terminarlo.

Es mejor simplificar tareas y dedicar un día para hacer esas cosas que no tengan nada que ver con tu trabajo. Ir al banco, de compras, peluquería o todas las gestiones que se tengan que hacer por la mañana. Después por la tarde puedes dedicarte a tu trabajo. Con las tareas del igual haz lo mismo, hazlas todas seguidas y así no tendrás que interrumpir el trabajo para quitar el polvo del salón.

Y por supuesto otra de las distracciones con las cuales se cuentan si se trabaja desde casa es dedicarle mucho tiempo a las redes sociales o las web que quieres mirar, ya que si bien no tienes a un jefe que te meta prisa, si tienes un trabajo que sacar adelante.

Trabajar desde casa es muy productivo y beneficioso, pero siempre que se dejen las distracciones, se marque una rutina y sobre todo tener responsabilidad.

Imagen | Srta.Palabrerío

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...