5 ventajas que tienen tus hábitos saludables para tu bienestar emocional

Descubre cómo puedes vivir una vida más plena con hábitos saludables.

Hábitos saludables para el bienestar emocional

El bienestar emocional tiene una relación muy estrecha con la salud tanto física como mental. Se define como tal a la habilidad de afrontar los problemas diarios y al mismo tiempo disfrutar de la vida. No se trata de hacer desaparecer los problemas, sino de afrontarlos con una actitud positiva y resolutiva. «La vida es un 10% lo que pasa y un 90% cómo te lo tomas».

¿Qué son las emociones?

Las emociones son una compleja combinación entre lo que percibimos, cómo reacciona nuestro cuerpo y lo que nos motiva a actuar. Todo ello produce en las personas un estado psicológico global que puede ser positiva o negativo, variando aspectos como la intensidad y la duración.

Al contrario de lo que se tiende a creer, las emociones no son buenas ni malas. En realidad, son señales sobre lo que nos rodea y que nos sirven para saber qué necesitamos en cada momento.

Aunque solemos ignorar los sentimientos negativos, es un gran error si lo que realmente queremos es alcanzar el bienestar emocional. Reprimir las emociones no sirve para sentirnos mejor porque nos brindan la oportunidad para actuar de una determinada manera ante una situación concreta.

Dieta equilibrada

Una dieta saludable y equilibrada no consiste en restringir alimentos, sino en adquirir hábitos de alimentación que ayudan al correcto funcionamiento del organismo.

La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir cinco raciones diarias de frutas y verduras de temporada porque son la principal fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes.

En lo que respecta a las legumbres, conviene consumirlas como mínimo dos veces por semana. Aunque puede variar según el tipo de legumbre, en líneas generales son ricas en vitaminas del grupo b, calcio, ácido fólico, potasio, hierro y magnesio.

Las grasas saludables son necesarias para cuidar el sistema cardiovascular, y podemos encontrarlas en alimentos como el aceite de oliva, el aguacate, las almendras y las pipas de calabaza.

Ejercicio físico

El nivel saludable recomendado de actividad física es de 30 minutos de ejercicio moderado durante cinco días a la semana. Cualquier tipo de actividad física permite obtener múltiples beneficios para la salud, como subir y bajar por las escaleras, ir caminando al trabajo o dar un paseo diario.

La natación es una actividad muy recomendada para personas de todas las edades, ya sea en piscina o en aguas abiertas, porque produce un bajo impacto en las articulaciones y los huesos.

Al nadar utilizamos casi todos los grupos musculares del cuerpo, tanto del tren superior como del inferior. Según la intensidad a la que practiquemos la natación, podemos quemar hasta 600 calorías por hora.

Meditación

Son muchos los expertos que recomiendan dedicar 10 o 15 minutos diarios a la meditación para mejorar la imagen que tenemos de nosotras mismas y tener una visión de la vida más positiva. La meditación puede cambiar nuestra forma de pensar y de ver las cosas, mejorando el estado de ánimo.

Además, gracias a la meditación podemos desarrollar una comprensión mucho más profunda de nosotras mismas, ayudándonos a conseguir nuestra mejor versión.

Naturaleza

Siempre que tengamos la posibilidad de hacerlo, debemos pasear por entornos naturales. El contacto con la naturaleza es muy beneficioso para nuestra mente porque alivia el estrés y mejora la concentración y la memoria.

Todos nuestros sentidos se agudizan durante un paseo al aire libre: oler las plantas a nuestro alrededor, respirar el aire fresco, escuchar el sonido del viento… Son los mejores estímulos para sentir una gran calma interior.

Descanso

El descanso nocturno es muy importante para tener una buena calidad de vida. Debemos dormir entre siete y ocho horas cada noche para estar bien descansadas. No se trata sólo de la cantidad, sino también de la calidad.

Para dormir bien es importante evitar hacer una cena pesada, mantener una temperatura adecuada en el dormitorio y no utilizar el teléfono móvil ni ningún dispositivo electrónico una hora antes de ir a la cama.

Actividad social

Y, por último, es indispensable que mantengamos la actividad social con amigos y familiares. Los seres humanos somos sociales por naturaleza, así que para tener un buen bienestar a nivel emocional necesitamos relacionarnos y hacer planes con nuestros seres queridos.

Estos son los mejores consejos que podemos seguir para alcanzar el bienestar emocional y vivir una vida más plena.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...