¿Duermes todas las horas que tu cuerpo necesita?

duermes-todas-las-horas-que-te-cuerpo-necesita

El descanso nocturno es muchísimo más importante de lo que nosotros nos creemos. Si piensas que durante estas horas de descanso y reposo disminuye nuestra actividad corporal, estás muy equivocada. Todo lo contrario: durante la noche, el organismo libera hormonas que nos ayudan a mantener el bienestar a lo largo del día siguiente y que se convierten en aliadas de nuestra salud y también de nuestra belleza.

Dormir es importante, ya que incluso una noche mal dormida puede afectar tu reacción y tu funcionamiento mental, y privarte de dormir puede impactar negativamente tu sistema inmune y contribuir al desarrollo de severas enfermedades.

«El sueño no es que sea beneficioso, es que es imprescindible». Esta afirmación es tan tajante como cierta. Un dato que nos ayuda a entender lo necesario que es para nuestro organismo dormir las horas necesarias es que pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo. Por lo que una persona que viva 90 años habrá dedicado 30 a dormir. Lejos de lo que pueda parecer esto no es una pérdida de tiempo, ya que esta persona habrá necesitado dormir esos 30 años para poder vivir los otros 60.

Es muy curioso el hecho de que no todas las horas de sueño son iguales, ni inciden en el organismo de la misma manera. Mientras dormimos pasamos por varias etapas que se van repitiendo a lo largo de toda la noche. Las primeras (fases 1 y 2), nos regalan un sueño ligero en el que la musculatura se relaja, la presión arterial; la frecuencia cardiaca y la respiratoria descienden y se registra una menor actividad cerebral. En las fases 3 y 4 el sueño es profundo y las ondas cerebrales son muy lentas. Otra fase, la denominad REM (Rapid Eye Movement), se caracteriza por el movimiento rápido de los ojos, y es en la que se registra un alto nivel de actividad cerebral.

Además, al estar tumbados el organismo descansa más. La posición horizontal facilita que las articulaciones soporten menos peso que durante el día y que los músculos se liberen de la tensión, se relajen y se regeneren. «Durante el sueño profundo, en las fases 3 y 4, el organismo segrega la hormona del crecimiento, que resulta muy importante para la regeneración muscular», afirma el doctor Segarra, especialista en alteraciones del sueño y colaborador de la Clínica del Sueño del Institut Universitari Dexeus de Barcelona.

Imagen | IO_VIDEO

En CentroMujer | Uno de cada tres jóvenes usa el preservativo de forma incorrecta, Indignación: ¿nos quieren prohibir los tacones para trabajar?, Depresión estacional, qué es y cómo superarla

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...