3 recetas fáciles para preparar protector labial casero

Si tienes los labios resecos y quieres preparar tus propios cosméticos, deberías probar nuestras tres recetas fáciles para tener vaselina o protector labial casero.

manteca cacao

Las recetas de cosmética casera se han puesto cada vez más de moda. La verdad es que la preocupación por el ahorro de dinero, y también por el hecho de que necesitamos cada vez más asegurarnos de los materiales o elementos de los que están hechos los productos que nos aplicamos en el rostro, en el cabello y en el cuerpo. Cuando hablamos de cosmética casera, hablamos de cosmética natural que podemos preparar nosotros mismos, y que con dicha preparación sabemos exactamente lo que ponemos, evitando casi toda clase de químicos. Y precisamente por la llegada del frío, así como por los cambios bruscos de temperatura que estamos viviendo, es habitual que se cuarteen los labios. Es precisamente en esta temporada cuando necesitamos más que nunca los protectores labiales, manteca de cacao o vaselina para los labios.

En este caso, en Centro Mujer, queremos enseñarte a preparar unas cuantas recetas diferentes de manteca de cacao casera, con ingredientes distintos que te ayudarán a tener unos labios más bonitos presumiendo de cosmética natural. A continuación te mostramos tres recetas distintas con las que preparar este producto hecho en casa que seguramente se adapte a tu gusto, sea cual sea que tengas, ya que en realidad se basan en ingredientes tan particulares como el cacao, la vainilla y el karité. Todos ellos conocidos por su uso más que habitual en el mundo de la cosmética que compramos en tiendas. ¿Te animas a prepararlos en casa?

Protector labial al chocolate

Para preparar un protector labial o manteca de cacao en el que el ingrediente principal sea el chocolate, lo que debes hacer es conseguir precisamente una tableta de chocolate, esencia de vainilla y manteca de karité. La mezcla para conseguir el protector labial es bastante simple. En un cazo, tienes que derretir un cuadrado del chocolate que hayas seleccionado y luego cuando esté líquido añade dos gotas de esencia de vainilla y dos cucharas de manteca de karité. Mézclalo bien todo hasta obtener una textura uniforme. Deja que se enfríe, y luego mételo en la nevera. Con estos pasos ya puedes tener listo tu protector labial con el que cuidar de los tuyos.

Protector labial a la vainilla

Para conseguir una manteca de cacao con aroma a vainilla o protector labial con esta esencia, debes hacerte con manteca de cacao, aceite de vainilla y manteca de karité. Tan solo tienes que colocar en un cazo la manteca de karité al fuego, unos dos gramos, y mezclarla con cinco gotas de esencia de aceite de vainilla y cinco gramos de manteca de cacao. Una vez tuvieras todo eso listo, porque la mezcla es ya homogénea, tan solo te queda quitarlo del fuego y dejarlo reposar. Después lo metes en la nevera y dejas que se solidifique. Después estará listo para utilizarlo siempre que lo necesites. Lo único que deberías tener en cuenta es precisamente que sería interesante echarlo en un bote que puedas llevarte a cualquier sitio para poder sacar siempre partido de él.

Protector labial al karité

Para preparar nuestro último bálsamo labial hidratante, lo único que debemos hacer es quedarnos con el ingrediente esencial de todos los anteriores, en este caso en una proporción mayor, de 5 gramos de manteca de karité. La ponemos al fuego como anteriormente, y esperamos a que se diluya formando una base más líquida. Una vez lo tengas listo, puedes dejarlo reposar, o añadir 5 gotas de aceite esencial de lo que prefieras. Si quieres, también puedes añadir cinco gotas de aceite de oliva, las cuales aportarán esencia y también son un compuesto hidratante muy interesante para recomponer los labios. Como anteriormente, procura meter la mezcla en un bote fácil de llevar en la nevera, hasta que se solidifique.

Como ves, las opciones para preparar un protector labial casero son muchas, y en realidad se trata siempre de los mismos ingredientes, los cuales tienen como objetivo final aportar la hidratación necesaria para eliminar esa sequedad, al tiempo que incluyen nutrientes esenciales para que los labios estén más bonitos que nunca. Por si fuera poco, con un poco más de imaginación, podrías llegar a hacer un labial de color para cuidar los tuyos. Ya que en ese caso tan solo deberías añadir en pedacitos a la mezcla, una barra que ya no estés utilizando. Si la pones al fuego con el resto de ingredientes obtendrás una mezcla homogénea y el resultado final será una barra o un bote con protector igual de hidratante, pero que en este caso tiene como extra el hecho de que aporta color a tus labios.

Imagen: Antonio Domingo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...