4 reglas a seguir para lucir unas piernas perfectas

Hoy en nuestro blog hablamos de una de las mayores preocupaciones que nos afectan con la llegada del verano. Hoy te contamos algunos de los secretos que te permitirán lucir unas piernas bonitas.

piernas bonitas

Probablemente sea un tema que nos preocupa durante todo el año. Sin embargo, el cuidado de las piernas, y sobre todo, poder lucir unas piernas bonitas se transforma en una prioridad con el buen tiempo por el hecho de que las ropas se acortan y nos vamos a la playa, con lo que al final quedan casi siempre al descubierto. En este caso vamos a hablarte de todos los mecanismos que entran en juego para que las piernas se mantengan en forma que por supuesto se completan con una alimentación sana, la práctica de deportes y un estilo de vida saludable. Sin embargo, aunque hagamos todo lo anterior, hay factores que se salen de ese control y que pueden hacernos tener unas piernas no tan bonitas. A continuación analizamos uno por uno cada uno de ellos y te damos algunos consejos para combatirlos.

4 reglas a seguir para lucir unas piernas perfectas

Para lucir unas piernas bonitas tenemos que buscar tonificarlas, mantenerlas con la circulación activa, luchar contra la celulitis y un método de depilación con el que nos sintamos cómodas

Tonificar los músculos:

Tonificar resulta fundamental para lucir unas piernas firmes y sin ningún tipo de problemas relacionados con la acumulación de grasa. En este caso la mejor de las opciones para conseguirlo es claramente la práctica de deportes que trabajen en la parte posterior del cuerpo. La natación, el patinaje o el jogging resultan los más interesantes. Aunque si te decides por la bicicleta podrás incluso utilizarla por ejemplo para acudir a tu trabajo día a día, haciendo ejercicio sin siquiera darte cuenta o ponerte horarios que luego al final acabamos por inclumplir.

En la circulación está la clave:

Que la circulación de las piernas funciona a la perfección no es solo un requisito para que éstas estén bonitas y sanas, sino también un síntoma de que gozamos de una buena salud. Conseguirlo pasa por hacernos exámenes médicos que nos permitan mantener la circulación sanguínea en sus niveles óptimos, pero también atender a problemas puntuales que ocurren en el tronco del cuerpo. Además de cuidar que en la dieta habitual no se abuse de grasas industriales, las cuales causan en muchos casos los problemas que luego vemos, es conveniente tener en cuenta ciertos tratamientos específicos. Las cremas que reactivan la circulación si pasamos por trabajo mucho tiempo sentadas, evitar la ropa demasiado apretada, y sobre todo intentar en la ducha terminar con agua fría para reactivar la sangre de nuestras piernas son cosas muy fáciles de hacer para conseguir el objetivo de las piernas bonitas para el verano.

La celulitis: el gran problema

Casi todas las mujeres sufrimos celulitis. De hecho, se trata de un problema tan común porque se origina por la propia naturaleza de nuestro cuerpo. Para combatirla, las cremas y cosméticos del mercado suelen ser bastante efectivos. Aunque la práctica de un deporte, la alimentación saludable y sobre todo los consejos anteriores acerca de la circulación resultan fundamentales para combatir y evitar la reaparición de la famosa piel de naranja que resulta casi tan molesta como antiestética.

La depilación

Tener casi todo el día las piernas al aire requiere que estemos mucho más pendientes de la depilación. Es por ello que elegir un método efectivo, con el que nos sintamos cómodas y al que tengamos el tiempo para dedicarle es una tarea que tenemos que pensar bien antes de decidirnos del todo, ya que por ejemplo en el caso de la depilación con cera o con láser necesitamos que el vello tenga cierto espesor y tamaño para tratarlo, algo que no siempre nos ayuda si nos interrumpe o nos pilla en medio a un plan de vacaciones de esos propicios con el buen tiempo.

Todos estos consejos son los que marcan la diferencia entre tener unas piernas bonitas de las que estemos orgullosas para lucir durante todo el verano, o que prefiramos esconderlas pese al calor tras largas faldas o los imprescindibles y atemporales pantalones vaqueros. Está claro que a veces el tiempo se convierte en un factor en contra del que ir para poder cuidarlas, pero sin lugar a dudas, como casi todo lo que hacemos para sentirnos y vernos más guapas se convierte en algo que cuando lo conseguimos nos levanta la autoestima.

Al fin y al cabo, estar guapa por fuera es sentirse bien por dentro, y sobre todo, vernos bien en el espejo es ganar en seguridad en nosotras mismas. Esa seguridad es la clave para enfrentarnos a todos los aspectos de la vida y por supuesto para levantarnos con la energía que nos da el ser positivas cada mañana. Por todo ello, creo que el esfuerzo que lleva tener unos piernas bonitas compensa sin lugar a ninguna duda. Así que os animo a todas nuestras lectoras a apuntarse al reto.

Imagen: MANovillo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...