5 beneficios que aporta el ácido hialurónico a tu piel

Descubre los beneficios del ácido hialurónico para la piel

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de manera natural en numerosos tejidos y órganos del cuerpo humano. Una de sus propiedades más relevantes es la capacidad para atraer y retener el agua. En el proceso de envejecimiento su presencia en el organismo disminuye de forma progresiva.

La función de los cosméticos es de mantener una buena hidratación de la piel, de modo que se mantiene el grosor, el volumen y la tersura de la misma. Sirve para evitar o retrasar la aparición de arrugas.

En el mundo de la medicina estética ha sido una verdadera revolución en los tratamientos antienvejecimiento, hasta el punto de sustituir en muchos casos al botox. Cuando se aplica mediante inyección intradérmica, el ácido hialurónico estimula y activa los fibroblastos para eliminar las arrugas.

¿Cuáles son los beneficios del ácido hialurónico para la piel?

El ácido hialurónico asegura la hidratación permanente de la piel ya que, al tener propiedades hidratantes, facilita la atracción y retención de agua en las dos capas de la piel.

Este activo disminuye las arrugas y surcos de expresión al generar una estructura de malla subcutánea, que ejerce un efecto tensor en las capas profundas de la piel, actuando como relleno.

Al tener propiedades hidratantes en la piel, el ácido hialurónico deja la piel humectada y reafirmada; por lo tanto, con un aspecto más liso y un tacto muy suave.

Además, ayuda a la restauración y mantenimiento de la firmeza cutánea que se ha perdido por el paso de los años ya que estimula la producción de colágeno, una proteína que contiene propiedades para regenerar tejidos.

En los tratamientos estéticos faciales, el ácido hialurónico en tópicos es ideal para mantener los niveles de firmeza, volumen, suavidad e hidratación cutánea.

Inyección de ácido hialurónico: qué hacer antes y después

Para preparar la piel antes de realizarse la inyección de ácido hialurónico, o cualquier tipo de tratamiento, hay que tener en cuenta varios consejos. Lo primero y más importante es evitar la exposición solar y evitar la ingesta de alcohol 24 horas antes.

Otra recomendación es el uso de cremas con retinol durante dos semanas, con el objetivo de reducir la secreción de sebo y cerrar los poros de la piel. Esto asegura y garantiza la adhesión del ácido hialurónico durante las inyecciones del tratamiento.

Después del tratamiento, hay que tratar la hinchazón y enrojecimiento. Para ello, se aplica una crema calmante en las zonas donde se ha aplicado el tratamiento de ácido hialurónico durante las 28 horas posteriores. Es esencial evitar los rayos ultravioleta, baños de vapor y saunas.

Si el tratamiento se realiza de la manera adecuada, los efectos son inmediatos y naturales, sin embargo no son permanentes y al igual que pasa con la sustancia natural que nuestro cuerpo produce, el ácido hialurónico volverá a disminuir con el paso del tiempo. El efecto sobre la piel puede variar de 9 a 12 meses o hasta dos años.

Necesidades de la piel según la edad

En líneas generales, los cambios en la piel empiezan a notarse a partir de los 30 años. A partir de esa edad, se pueden notar los primeros signos de envejecimiento de la piel, como la marca de algunas líneas de expresión y la aparición de las primeras arrugas.Para contrarrestarlo, es útil recurrir a los beneficios del ácido hialurónico.

Con el paso del tiempo, y sobre todo una vez cumplidos los 35 años, la producción natural del ácido hialurónico se reduce y provoca pérdida de firmeza y volumen, produciéndose un envejecimiento de la piel.

A partir de los 40 años, los principales problemas de la piel son los siguientes: reducción del contorno facial, pérdida de volumen y flacidez. Con la llegada de los 50, la preocupación se centra en dos problemas básicos de la piel: la pérdida de elasticidad y la profundización de las arrugas.

En ambos casos, para solucionar los problemas que aparecen a partir de los 40 y 50 años, es recomendable recurrir a una crema facial de día con ácido hialurónico, que permitirá corregir los efectos del envejecimiento, hidratando la piel y ayudando a rellenar las arrugas. Al mismo tiempo, antes de ir a dormir, es importante aplicar una crema de noche tras el tratamiento diario de limpieza facial.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...