5 razones para usar retinol en tu rutina cosmética

Descubre los beneficios del retinol para la piel

Retinol

El retinol es un regenerador celular que forma parte de la familia de los retinoides cuyo uso está muy extendido en el mundo de la cosmética. Hay quienes tienen miedo a utilizar cremas formuladas con retinol porque creen que es demasiado agresivo con la piel, pero si se utilizan adecuadamente no tiene por qué ser así. Es más, se trata de uno de los activos más recomendados por los dermatólogos.

Retinol y para qué sirve

El retinol es un regenerador celular que pertenece a la familia de los retinoides. De todos los retinoides que existen, el más conocido es el ácido retinoico, el cual se lleva utilizando muchos años en dermatología y medicina estética. Es una de las sustancias clave del peeling, un tratamiento que descama la parte más superficial de la epidermis para potenciar la renovación celular. El retinol, sin embargo, es una molécula más estable y que se puede utilizar en el ámbito doméstico.

Se utiliza para el recambio celular de manera gradual. Es la mejor forma de evitar los efectos secundarios del ácido retinoico, como el enrojecimiento y la descamacion. Además, al realizarse un peeling con ácido retinoico, hay que pasar en casa varios días tras el tratamiento.

¿Por qué utilizar el retinol?

Una de las características más valoradas del retinol es que se trata de un ingrediente multifuncional. Según han avalado diversos estudios científicos, actúa a todos los niveles para tratar el envejecimiento cutáneo. Aporta firmeza a la piel y mejora el aspecto de la dermis. Además, protege de los daños de los radicales libres y mejora la pigmentación.

La aplicación de las cremas formuladas con retinol siempre debe hacerse bajo la recomendación de profesionales. Hay que ir poco a poco, con concentraciones bajas dos veces por semana. Si la piel tolera bien esta sustancia y no presenta ningún tipo de enrojecimiento, se puede aumentar la concentración y la frecuencia. Después del uso del retinol es normal que aparezca una pequeña irritación, la cual desaparece a medida que la piel se vaya acostumbrando al mismo.

Las fórmulas cosméticas son tan eficaces como las de prescripción dermatológica. Los retinoides de prescripción (ácido retinoico y tretinoína) son más fuertes que los retinoides sin receta (retinílicos palmitato, retinaldehído y retinol) pero ambos ofrecen muy buenos resultados para el cuidado de la piel. No todas las fórmulas de retinoides se crean de la misma manera. Antes de adquirir un determinado producto con retinol, hay que revisar muy bien la lista de ingredientes para comprobar que la concentración de esta sustancia oscila entre el 0,1% y el 0,3%.

Como resulta lógico, los efectos del retinol en la piel no se notan de un día para otro, sino que tardan en aparecer entre cuatro y cinco semanas. Sin embargo, es importante no desistir y ser constante.

A todo esto hay que sumar que hay productos que tienen una concentración alta de retinol (0,3%) porque combinan retinol puro y retinol de liberación progresiva. Este último funciona penetrando en todas las capas piel y liberando de manera progresiva el activo, minimizando de esta manera las posibilidades de irritación.

Consejos de uso

Lo más recomendable según los dermatólogos es utilizar el retinol justo después de la limpieza de noche para que otros productos no interfieran en su acción. A la hora de aplicarlo, es muy importante que la piel esté completamente seca, así que es conveniente esperar a que la humedad se haya evaporado y la propia epidermis la haya absorbido. De lo contrario, la penetración del retinol será todavía mayor, y es muy probable que aparezca una pequeña irritación.

Es conveniente evitar aplicar este activo en aquellas zonas donde la piel es delicada, como el contorno de ojos o la boca. La crema se aplica de manera homogénea, sin aplicar mucho producto al mismo tiempo y evitando los pliegues de los laterales de la nariz y de los surcos de la boca.

Para utilizar el retinoide en las zonas del cuello y el escote, es conveniente tener unos cuidados especiales: aplicar una cantidad similar a la del rostro y extenderla bien, evitando el contacto con el pecho.

La frecuencia de aplicación del retinol depende de la tolerancia de tu piel. Lo mejor es empezar a aplicar el activo una o dos veces por semana.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...